Redacción Médica
20 de julio de 2018 | Actualizado: Viernes a las 18:30
Domingo, 22 de mayo de 2016, a las 20:40

Las pasadas elecciones del 20 de diciembre pusieron al colectivo sanitario de acuerdo en que había sido una campaña electoral con muy poco acento en sanidad. La repetición de los comicios puede ser una buena oportunidad para corregir los errores pero todo parece indicar que no será así. Por lo menos a tenor de lo visto en los actos de precampaña de los partidos políticos de este fin de semana. Listas electorales, reproches, esteladas... Pero sin rastro de la sanidad. La agenda política debe tener espacio para todo, sin dejar al margen temas concretos. Bien es cierto que las competencias sanitarias están trasferidas a las comunidades pero el Estado es el actor principal del Sistema Nacional de Salud, por lo que todas las formaciones deberían darle a la sanidad el espacio que se merece. Hasta el momento poco o nada se ha dicho, igual que en la campaña del 20-D. Las organizaciones del sector (colegios oficiales, sociedades científicas, profesiones...) también tienen su parte de responsabilidad. En su mano está movilizar a los partidos para que atiendan los asuntos sanitarios. Por lo pronto, habrá que esperar a ver los programas de las formaciones concurrentes al 26-J y comprobar si alguna de ellas ha incorporado modificaciones de peso, lo que sin duda sería un acicate para volver a poner a la sanidad en el debate electoral...