18 nov 2018 | Actualizado: 19:00

Valencia lleva la oficina de farmacia a casa del dependiente

Entre los objetivos del programa piloto están mejorar el cumplimiento terapéutico, la detección y reducción de la medicación inapropiada y comprobar si se reduce el gasto, como dice la OMS

Miércoles, 30 de marzo de 2011, a las 00:19

Redacción. Valencia
La Consejería de Sanidad de la Comunidad Valenciana y los tres Colegios Oficiales de Farmacia de esta región van a implantar un programa piloto de atención farmacéutica en el domicilio para pacientes dependientes, una idea que ya ha tenido sus experiencias en Madrid o País Vasco, pero no de una forma tan desarrollada como se pretende ahora . El consejero Manuel Cervera ha firmado este martes el protocolo de actuaciones junto con los presidentes colegiales de Castellón, Jesús Bellver; Valencia, María Teresa Guardiola; y el de Alicante, Jaime Carbonell.

Manuel Cervera, consejero de Sanidad de la Comunidad Valenciana, junto a los presidentes colegiales Jaime Carbonell, de Alicante (primero por la izquierda); María Teresa Guardiola, de Valencia; y Jesús Bellver, de Castellón.

La prueba piloto se llevará a cabo en un número de farmacias que abarquen distintas tipologías y respecto a pacientes dependientes inmovilizados, con la finalidad de poner de manifiesto la problemática del programa y sus ventajas. De este modo, durante un año algunas oficinas de farmacia valencianas se van a convertir en un centro de investigación al hilo de la afirmación realizada por la Organización Mundial de la Salud (OMS), que ha indicado que en pequeños grupos de pacientes que siguen así los tratamientos se consigue una disminución del 50 por ciento del gasto sanitario, una situación no está comprobada en la Unión Europea, y que es uno de los objetivos de este programa de pilotaje.

En qué consistirá la atención farmacéutica domiciliaria

El farmacéutico acreditado realizará dos visitas mensuales, como mínimo, al domicilio de cada uno de los pacientes adscritos al programa. Éste llevará al usuario la medicación que necesita mediante el sistema personalizado de dispensación (previamente debe haber obtenido la receta oficial de la Agencia Valenciana de Salud).

Asimismo, el farmacéutico también se encargará de colaborar en la detección y reducción de la medicación inapropiada; proponer actividades que mejoren el cumplimiento terapéutico; impartir educación farmacéutica al paciente sobre el uso correcto de los medicamentos y la utilización de dispositivos de administración; e impartir educación farmacéutica a los cuidadores y familiares del paciente. Además, también podrá revisar el botiquín doméstico, contando con el consentimiento expreso del paciente o, en el caso de no ser posible, con el del familiar responsable.