Redacción Médica
21 de septiembre de 2018 | Actualizado: Viernes a las 14:40

Un cribado con resonancia se muestra eficaz para detectar lesiones y cáncer de páncreas

La incidencia de la enfermedad y su mortalidad son casi equivalentes

Miércoles, 08 de abril de 2015, a las 19:10
Redacción. Madrid
Un programa de cribado a partir de imagen por resonancia magnética (MRI) para la detección de personas con alto riesgo de padecer cáncer de páncreas ha detectado lesiones en este órgano en 16 de 40 pacientes (40 por ciento), de los cuales cinco habían sido sometidos a cirugía, según ha revelado un informe publicado en la edición digital de Archives of Surgery.

El tumor de páncreas es la principal causa de muerte por cáncer y se puede considerar una enfermedad letal mundial porque las tasas de incidencia y mortalidad son casi idénticas. Aunque el tratamiento ha mejorado, la tasa de cirugía en pacientes con adenocarcinoma ductal es de alrededor del 30 por ciento y la tasa de supervivencia a cinco años es inferior al 20 por ciento.

Marco Del Chiaro, del Instituto Karolinska de Estocolmo.

En alrededor del 10 por ciento de todos los pacientes diagnosticados con cáncer de páncreas, resulta posible encontrar una historia familiar, de acuerdo con el fondo de estudio. Marco Del Chiaro, del Instituto Karolinska, en Estocolmo (Suecia), y coautores analizaron los resultados a corto plazo del programa de cribado mencionado, que estaba dirigido, en concreto, a los pacientes con un riesgo genético de desarrollar este tipo de cáncer.

El trabajo incluyó a 40 pacientes (24 mujeres y 16 hombres con una edad promedio de casi 50 años). En 38 de ellos, el aumento del riesgo de la enfermedad se basa en la historia familiar de cáncer de páncreas y en algunos de ellos se identificaron mutaciones en los genes BRCA2, BRCA1 y p16.  El promedio de seguimiento del estudio fue de 12,9 meses, con la repetición de la MRI después de un año si el cribado inicial fue negativo o a los seis meses si hubo hallazgos inespecíficos o resultados que no apuntan a cirugía.

Según los resultados, las resonancias magnéticas hallaron una lesión de páncreas en 16 pacientes (40 por ciento); neoplasia mucinosa intraductal papilar, que puede convertirse en cáncer invasor, en 14 pacientes (35 por ciento), y adenocarcinoma ductal de páncreas en dos pacientes (5 por ciento). Cinco pacientes (12,5 por ciento) requirieron cirugía (tres para el adenocarcinoma ductal pancreático y dos para la neoplasia mucinosa intraductal papilar) y los 35 restantes continúan bajo vigilancia.

“Un protocolo basado en la RM para la vigilancia de personas en riesgo de desarrollar cáncer de páncreas parece detectar el cáncer o lesiones premalignas con una buena precisión. El uso exclusivo de la RM puede reducir los costos, aumentar la disponibilidad y garantizar la seguridad de los individuos bajo vigilancia en comparación con protocolos que se basan en métodos más agresivos. Sin embargo, debido al pequeño número de pacientes y los resultados divergentes, este estudio no permitió evaluar la eficacia de la RM como una única modalidad de detección”, concluyen los autores.