Redacción Médica
20 de julio de 2018 | Actualizado: Jueves a las 19:00

Expectación y confianza ante la nueva legislatura

El Colegio le pide que se informe antes de posicionarse en temas como la privatización

Jueves, 14 de enero de 2016, a las 14:21
Redacción. Barcelona.
El Colegio de Médicos de Barcelona y los sindicatos Metges de Catalunya (MC) y Satse Catalunya, de enfermería, han pedido este jueves al nuevo consejero de Salud de la Generalitat, Antoni Comín, que "entierre" los recortes sanitarios de los últimos cinco años, según han informado este jueves sendas organizaciones.

Jaume Padrós, presidente del Colegio de Médicos.

Jaume Padrós, presidente del Colegio, ha explicado a Redacción Médica que le bridan su apoyo "para recuperar el presupuesto, que ha descendido un 20 por ciento en los últimos años". Más allá del ámbito de la financiación, que consideran esencial, esperan que el nuevo consejero "continúe con el empoderamiento de los profesionales". Eso con un titular que no tiene formación ni experiencia en el sector sanitario: "No tiene que ser algo negativo si es capaz de rodearse de un buen equipo de gestores y profesionales", ha comentado Padrós, que le recomienda "que no tenga prisa por tomar posiciones sin antes informarse". Un recado a modo de consejo en relación a la manifestada intención de Comín de revertir algunas privatizaciones. "A mí no me consta que haya habido privatizaciones en estos años; se trata de un discurso formado por algunos agentes interesados pero no es ni una prioridad ni una preocupación", ha añadido el presidente del Colegio.

Según MC, que considera que los ajustes han hecho peligrar el sistema, es "indispensable" recuperar el presupuesto sanitario previo a la austeridad, que se ha reducido un 14,3% desde 2010 y el gasto anual por habitante ha pasado de 1.297 a 1.120 euros, además de restituir condiciones laborales y salarios de los facultativos.

También ha pedido a Comín que fije las bases para ampliar la participación de los médicos en todos los órganos de decisión asistencial y de gestión de las empresas e instituciones sanitarias con el fin de "incrementar la eficacia y eficiencia del sistema" y reconocer el conocimiento médico.

Albert Tort, presidente del Colegio Oficial de Enfermeros de Barcelona.

En el campo de la enfermería, el Colegio de Enfermeros de Barcelona ve al nuevo consejero en "muy buena posición". Así lo ha explicado su presidente, Albert Tort, que considera a Comín como "un muy buen conocedor de las personas", por lo que su trabajo dependerá mucho "del equipo que le rodee". "Tiene una visión amplia e integradora", ha añadido sobre un perfil no sanitario, circunstancia que ha valorado como algo que no es "ni positivo ni negativo, siempre que haya una voluntad de escuchar".

Lo que demanda este Colegio es que el empoderamiento "no se reduzca solo a los médicos": "No se puede invitar a las enfermeras cuando la fiesta muchas veces ya ha empezado", ha matizado Tort. Una queja que se suma a la petición de que "se recuperen los puestos de trabajo que se han destruido en estos años y a medio o largo plazo podamos estar al nivel de Europa", en opinión del representante.

Por su parte, la secretaria general autonómica de Satse Catalunya, Montse Peña, ha reclamado al nuevo titular de Salud aumentar profesionales, puesto que considera que el sistema sanitario está "infravalorado de personal", especialmente de enfermería, por lo que ha pedido un estudio real de las plantillas.

Asimismo, ha advertido que el decreto estatal de prescripción enfermera puede "colapsar" el sistema sanitario, y ha instado a Comín a presionar para que se modifique el texto, puesto que resulta un impedimento legal para que las enfermeras ejerzan sus competencias. Peña ha apuntado que es un consejero "totalmente desconocido" en el ámbito sanitario, puesto que no procede de este sector, lo que no ve necesariamente negativo porque es una persona con formación humanística y política que puede traer un nuevo aire.