Redacción Médica
23 de septiembre de 2018 | Actualizado: Sábado a las 20:00

Satse pide que se contrate personal ante el incremento de la actividad en centros de salud y hospitales

El Consorcio Hospital General de Valencia es uno de los que más padece esta situación

Viernes, 23 de enero de 2015, a las 16:55
Redacción. Valencia
El Sindicato de Enfermería Satse ha exigido que se contrate personal de Enfermería tanto en los hospitales como en los centros de salud de la provincia ya que, además de las saturaciones en determinados centros, la actividad asistencial de todos los centros sanitarios se ha incrementado notablemente.

Ana Pareja Langreo, secretaria general de Satse Valencia,

En concreto, Satse informa de que, por ejemplo, en el Consorcio Hospital General de Valencia se han retrasado operaciones y que no hay camas; además de que no se han reforzado plantillas y que hay hasta 20 pacientes sin ingresar esperando una cama libre. Por su parte, en el Hospital Clínico de Valencia, ha habido casos de enfermos pendientes de cama en planta, algunos de ellos situados en los pasillos de Urgencias.

Por ello, la Dirección del centro ha tomado algunas medidas provisionales para mejorar la atención a los pacientes, dice el sindicato, al tiempo que sugiere que se podría mejorar la dotación de plantilla de refuerzo y los medios para hacer frente a la situación.

Por otro lado, en las Urgencias del Hospital Peset de Valencia Urgencias, el tiempo de espera medio para ser visitado por el médico en patologías leves es de entre 5 y 6 horas. Los pacientes a los que se les debe realizar pruebas están en Urgencias una media de 8 ó 9 horas. Respecto al tiempo para ser ingresado, se han dado casos con esperas de 24 y hasta 48 horas, explica el sindicato.

Asimismo, dice Satse, estos pacientes esperan en la Unidad de pre-ingreso (12 camas), situada en las Urgencias aunque, en alguna ocasión, que ha estado llena se han puesto en el pasillo de Urgencias. Sin embargo, recuerda que, en la Unidad de pre-ingreso, no pueden estar los familiares y la única intimidad la dan unas cortinas.