21 nov 2018 | Actualizado: 11:20
Viernes, 25 de mayo de 2012, a las 13:36

Redacción. Vitoria
El Departamento de Sanidad y Consumo del Gobierno vasco se ha marcado como objetivo ambulatorizar la enfermedad inflamatoria intestinal (EII) con unidades específicas como la que está en fase de proyecto en el Hospital de Basurto (Bilbao), así como estrechar los lazos con las asociaciones de pacientes y continuar con la investigación de esta dolencia.

Rafael Bengoa, consejero de Sanidad.

En el Día Mundial de la Enfermedad Inflamatoria Intestinal, el Servicio Vasco de Salud-Osakidetza ha explicado en un comunicado que se trata de una dolencia “de nuestro tiempo”. En el sur de Europa, su incidencia continúa creciendo, a diferencia de lo sucede en el norte del continente, donde parece haber entrado en una fase de estabilización.

También se ha registrado un incremento de casos en la última década dentro del Estado. Los últimos estudios revelan que la incidencia media es de entre 7 y 10 nuevos casos al año por cada 100.000 habitantes, con una prevalencia de entre 200 y 300 pacientes de cada 100.000 personas.

La EII es una patología que engloba a la enfermedad de Crohn y a la colitis ulcerosa y que, en todos los casos, supone una lesión inflamatoria que abarca a todas las capas del tubo digestivo -desde la mucosa hasta la serosa- y puede aparecer en cualquier parte del intestino.