Redacción Médica
19 de julio de 2018 | Actualizado: Miércoles a las 19:50

Sanidad prepara una estrategia para paliar el déficit de médicos rurales

Ante la prevista jubilación de 600 profesionales en los próximos cinco años

Sábado, 26 de septiembre de 2015, a las 13:52
Redacción. Valladolid
La Consejería de Sanidad trabaja en una estrategia a corto plazo para atajar un posible déficit de médicos de familia en zonas rurales periféricas, dispersas y poco pobladas de Castilla y León. Lo hace consciente de la falta de atractivo de estas plazas para muchos profesionales y, también, ante la jubilación prevista de unos 600 facultativos de Atención Primaria en los próximos cinco años.

Sáez Aguado.

Desde Sanidad ya se han puesto manos a la obra para trazar la hoja de ruta y pretende tener un primer borrador en el plazo de dos o tres meses, para después sentarse a negociar con los sindicatos y adoptar medidas que “si aún no son urgentes, urgen”, según explicó a la agencia Ical el responsable de este departamento, Antonio María Sáez Aguado.

El primer paso de este futuro ‘Programa de incentivación de médicos y enfermeros en puestos de difícil cobertura’ pasa por definir estas plazas, estudiar los criterios para que se determinen como de difícil cobertura, para luego acordar los incentivos. “Es algo que tenemos que definir, pero vemos que los problemas se están dando en zonas donde los profesionales tienen cupos muy bajos, unas 300 tarjetas; que ven poca patología, con lo que implica para el desarrollo profesional de alguien que ha estado formándose muchos años”.

Entre los incentivos que se barajan no sólo figuran los de carácter económico, sino también los vinculados a la valoración del servicio prestado en bolsas de empleo, acceso a formación, incluso en promoción a través de la Carrera Profesional. “Son ideas” de un amplio abanico sobre el que se trabaja y que completarán a otras que ya se están tomando.

Entre estas últimas se encuentran, explicó a Ical Sáez Aguado, la convocatoria de concursos de traslados y oposiciones. El primero se convocó en abril para 756 plazas de estatutarios de licenciados en Medicina Familiar y Comunitaria, junto a las 1.659 plazas de médicos funcionarios convocadas en marzo. Respecto a las oposiciones, la voluntad de Sacyl es convocarlas de manera inminente para agilizar y dar continuidad a todos los procesos que derivan de las ofertas públicas de empleo de 2009, 2010 y la de 2015. La previsión es que en semanas se convoque el proceso para cubrir 501 plazas de médicos de familia, que se sumarán a las 554 de Enfermería que ya han salido a oposición.