Redacción Médica
25 de septiembre de 2018 | Actualizado: Martes a las 09:20

Entra en funcionamiento el programa de Hemovigilancia de Sanidad

En los últimos años se han consolidado a nivel autonómico y nacional

Jueves, 29 de noviembre de 2012, a las 22:18

Redacción. Santa Cruz de Tenerife
La Consejería de Sanidad ha puesto en marcha un programa de Hemovigilancia con el objetivo de vigilar las reacciones adversas que puedan aparecer a lo largo de la cadena transfusional, desde la extracción de la sangre y componentes hasta el seguimiento de los receptores, así como el seguimiento epidemiológico de los donantes, todo ello con el fin de prevenir y tratar su aparición o recurrencia.

Se trata de una actividad que se viene realizando en España desde hace algún tiempo pero ha sido durante los últimos años cuando se han consolidado las redes de Hemovigilancia, tanto a nivel autonómico como nacional.

A dicho proceso de consolidación ha contribuido la obligatoriedad de notificación de incidentes graves por parte de los servicios y centros de transfusión establecida por la Directiva 2005/61/CE y transpuesta mediante la Orden SCO/322/2007 “por la que se establecen los requisitos de trazabilidad y de notificación de reacciones y efectos adversos graves de la sangre y de los componentes sanguíneos” a las autoridades competentes.

En la actualidad, la red estatal de Hemovigilancia la conforman las redes de las  Comunidades Autónomas junto con la Unidad de Hemovigilancia de la administración central. El Sistema se estructura así en tres niveles: a nivel local, Servicios hospitalarios y Centros de Transfusión; a nivel autonómico en el que se realizan las labores de coordinación dentro de la comunidad y con el Ministerio de Sanidad y a nivel nacional con la Unidad de Hemovigilancia, encargada de la coordinación con las Comunidades Autónomas y con la Comisión Europea.

La normativa vigente obliga a España, como miembro de la UE, a la notificación anual de las reacciones y efectos adversos graves a la Comisión. Asimismo, colabora con otras instituciones y organismos internacionales como el Consejo de Europa y la OMS.