Redacción Médica
21 de julio de 2018 | Actualizado: Sábado a las 19:20
Miércoles, 03 de abril de 2013, a las 19:06

Redacción. Madrid
La viceconsejera de Asistencia Sanitaria de la Comunidad de Madrid, Patricia Flores, ha negado un “aumento desproporcionado” de la derivación de pruebas diagnósticas y quirúrgicas del Hospital Gregorio Marañón a centros concertados.

Patricia Flores.

Así se ha expresado Flores en la comisión de Sanidad de la Asamblea de Madrid, donde ha comparecido a petición de IU para dar cuenta de la situación de listas de espera quirúrgicas y de pruebas diagnósticas en el Hospital Gregorio Marañón.

“No es verdad que se esté derivando masivamente fuera. Se está haciendo lo que se venía haciendo anteriormente y en tiempos del Insalud”, ha asegurado la viceconsejera en relación a las pruebas diagnósticas que se derivan a  centros concertados.

En cifras, ha asegurado que en febrero de 2012 se realizaron 1.505 ecografías y en febrero de 2013, 1.206, por lo que “no aumenta”. En el caso de los TAC, ha dicho que en febrero de 2012 se realizaron 353, y un año más tarde, 195, y las resonancias magnéticas pasan de 748 a 716 en el mismo periodo. Asimismo, ha asegurado que “no se ha abierto expediente a nadie” por no derivar a centros privados. Lo que se hace, ha explicado, es preguntar a un médico por qué lo que antes consideraba que era derivable ahora cree que no.

En cuanto a la situación quirúrgica, ha apuntado que en 2011, se hicieron 1.000 intervenciones en centros concertados, una cifra que en 2012, se elevó hasta 1.500, lo que “supone un crecimiento”, que, a su juicio, “no es exponencial”. En cuando a las derivaciones de enero y febrero de 2013, ha indicado que han sido 319.