14 nov 2018 | Actualizado: 09:40

Sanidad considera clave la detección precoz del VIH

Se calcula que puede haber unos 2.000 infectados en la región

Viernes, 11 de diciembre de 2015, a las 18:14
Redacción. Santander
La consejera de Sanidad, María Luisa Real, ha considerado clave y fundamental el diagnóstico precoz del VIH, tanto para mejorar el pronóstico de las personas infectadas como para reducir el riesgo de transmisión de la enfermedad.
Para conseguir este objetivo se ha referido al importante papel que desarrollan los colectivos de ciudadanos, llegando a grupos sociales a veces de difícil acceso.

María Luisa Real.

En Cantabria se calcula que podría haber aproximadamente casi 2.000 infectados por VIH, de los que 600 ignorarían su situación. A nivel nacional la cifra se situaría en alrededor de 150.000 personas infectadas por VIH de las que un 30% no lo saben, ya que nunca se han hecho pruebas específicas.

María Luisa Real, que ha inaugurado las II Jornada de Promoción del Diagnóstico Precoz del VIH organizada por la Asociación Ciudadana Cántabra Antisida (ACCAS) en colaboración con la Agrupación Prueba de VIHDA, ha indicado que el diagnóstico tardío llega al 47% de los afectados por VIH y en casi un 28% de los casos se trata ya de una enfermedad avanzada.

Tras considerar que la infección por VIH-SIDA ha sido el mayor reto de salud pública que se ha vivido en las últimas décadas, la consejera de Sanidad ha señalado que los avances en los tratamientos han conseguido transformar una enfermedad de alta mortalidad en una enfermedad crónica y controlada.

Aunque ha explicado que los datos de incidencia del VIH-SIDA mejoran cada año, ha alertado sobre la falsa sensación de seguridad que se ha trasladado a la sociedad, perdiendo el miedo a la enfermedad y relajando los comportamientos preventivos.

Por este motivo, se ha referido a los riesgos que para la salud individual y colectiva tiene cada nueva infección por VIH y ha reiterado que todas las medidas encaminadas a promover el diagnóstico precoz son fundamentales.