19 nov 2018 | Actualizado: 10:20
Martes, 19 de febrero de 2013, a las 13:44

Redacción. Logroño
El consejero de Salud y Servicios Sociales, José Ignacio Nieto, acompañado por la directora general de Servicios Sociales, Carmen Corral, ha informado de los programas para la promoción y defensa de los derechos del menor llevados a cabo en La Rioja en 2012.

Corral y Nieto.

Salud y Servicios Sociales desarrolla con carácter prioritario una política de prevención de  situaciones de riesgo de protección infantil, a través de diferentes programas y recursos, según recoge la Ley 1/2006, de Protección de menores de La Rioja. Desde Servicios Sociales, se lleva a cabo el Programa de detección, notificación y registro de casos de maltrato infantil; la autoprotección de los menores y  prevención del  maltrato entre iguales (a través del programa de Buenos Tratos); la prevención de posibles situaciones de desprotección o conflicto para los menores en los casos de separación de sus padres o de malas relaciones entre los miembros de la familia (Servicio de orientación y mediación familiar) y de atención especializada a aquellos menores que hayan estado expuestos a violencia de género. Todas estas actuaciones, de carácter preventivo, han supuesto una inversión de 117.000 euros.

Este programa persigue, entre otras cuestiones, facilitar los procesos de detección y  notificación de los casos de maltrato infantil por parte de los profesionales de cada ámbito de actuación y cuantificar y conocer la dimensión del problema del maltrato infantil en La Rioja.

Los destinatarios del programa son los servicios con un contacto directo con los menores en su trabajo diario como los servicios sociales de primer nivel, los sistemas educativo y  sanitario y fuerzas de seguridad. Como materiales de apoyo al programa se han editado guías informativas, que son manuales que proporcionan pautas concretas de actuación para los diferentes profesionales en la detección, notificación y registro del maltrato infantil, y las hojas de notificación que son protocolos de fácil cumplimentación.

En el momento en el que un profesional detecta “indicios razonables de sospecha” de maltrato infantil, completa la hoja de notificación. De esta manera se inicia el procedimiento para valorar el caso, con la intervención de la unidad de Trabajo Social del ayuntamiento correspondiente, con el apoyo del centro de coordinación de servicios sociales comunitarios de referencia; y, si fuera preciso, se deriva el caso al servicio especializado de protección de menores. En 2012 se registraron 66 notificaciones: 25 procedían del ámbito policial; 22, de servicios sociales; 14, del sistema educativo y 5, del sanitario.