Redacción Médica
16 de julio de 2018 | Actualizado: Lunes a las 20:10

Un nuevo protocolo de emergencia atenderá a niños con ictus

Los centros de referencia serán el Vall d'Hebron y el Sant Joan de Déu

Jueves, 29 de octubre de 2015, a las 16:15
Redacción. Barcelona
La Consejería de Salud trabaja en un protocolo de emergencia para atender a niños con ictus, una enfermedad aguda provocada por una alteración de la circulación de la sangre en el cerebro que sufren uno de cada 10.000 niños y afecta a entre dos y cinco por cada 10.000 bebés que nacen al año.

Presentación del nuevo protocolo.

El jefe del Servicio de Neuropediatría del Hospital Sant Joan de Déu, Jaume Campistol; el consejero de Salud en funciones, Boi Ruiz, y el director del Plan Director de la Enfermedad Vascular Cerebral, Miquel Gallofré, han presentado este jueves en rueda de prensa el balance del Código Ictus (CI) para adultos, que se puso en marcha hace una década en Cataluña.

El protocolo para niños, que busca identificar, trasladar y atender lo antes posible a los afectados a los hospitales más adecuados, tendrá como centros de referencia el Vall d'Hebron y el Sant Joan de Déu, si bien falta definir el "rol que deben jugar" los hospitales provinciales y acabar de determinar la red, que estará operativa en mayo de 2016, según Gallofré.

El programa, que es pionero en España, se concretará en un grupo de trabajo con hospitales líderes en el tratamiento de niños con ictus para intentar "mejorar el diagnóstico, buscar nuevas opciones terapéuticas, realizar proyectos de investigación y mejorar en conjunto la asistencia" de los pacientes, ha afirmado Campistol.

En Cataluña cada año se diagnostican unos 40 niños con esta patología que es "poco frecuente pero existe", ha sostenido Gallofré, y cerca de 900 viven con una discapacidad a consecuencia del ictus, que está entre las diez primeras causas de muerte en niños.

Según un estudio realizado a 124 niños en nueve hospitales de Estados Unidos, solo el 26 por cierto con posibles síntomas de ictus padecía esta enfermedad y el resto correspondía a migrañas, encefalitis y traumatismos, entre otros, ha remarcado Campistol.