Redacción Médica
20 de septiembre de 2018 | Actualizado: Jueves a las 14:35

Salud anuncia un acuerdo de riesgo compartido con UCB Pharma por un fármaco biológico

Cataluña es pionera en aplicar esta fórmula que ya aplicó en el año 2011 con un programa piloto con un fármaco para el tratamiento del cáncer de pulmón.

Viernes, 22 de febrero de 2013, a las 13:14

Antoni Gilabert, gerente de Atención Farmacéutica del Catsalut.

Redacción. Barcelona
La Consejería de Salud de Cataluña ha anunciado un acuerdo entre el Servicio Catalán de la Salud (Catsalud), el Hospital Clínico de Barcelona (Servicios de Reumatología y Farmacia) y UCB Pharma para desarrollar un programa piloto de acuerdo de riesgo compartido basado en resultados con un medicamento para el tratamiento de la artritis reumatoide.

Se trata de un nuevo fármaco biológico bloqueante del TNF-alfa, certolizumab pegolino, en que los objetivos terapéuticos se observan en un plazo de doce semanas, momento en el que, en función de los resultados, se toma la decisión de continuar el tratamiento o por el contrario parar mismo. Esta decisión se basa en unos criterios objetivos de respuesta al tratamiento y en un seguimiento informatizado de la evolución del paciente.

El programa piloto tiene una duración de un año y, una vez medidos los resultados, se valorará una posible extensión del acuerdo. Aproximadamente el 30% de los pacientes con artritis reumatoide no responden a los tratamientos convencionales y son candidatos a recibir tratamientos con fármacos biológicos. Este programa piloto incluirá diez pacientes con artritis reumatoide en que esté indicado el tratamiento con un fármaco biológico inhibidor del TNF.

“Los acuerdos de riesgo compartido son una herramienta de gestión innovadora para favorecer el acceso a la innovación terapéutica y maximizar los resultados en salud, racionalizando el gasto en medicamentos y corresponsabilizando los diferentes agentes del sistema”, indica Salud en una nota de prensa. Una de las características de estos acuerdos basados en resultados es desplazar el pago de los medicamentos con precios fijos hacia un sistema de pago por resultados, de tal manera que el valor de una tecnología queda condicionada por la demostración de su efectividad y eficiencia.

De esta manera, la administración regional informa de que las partes compartirán los costes según la respuesta al tratamiento en cada caso y de acuerdo con variables clínicas preestablecidas.

Pioneros

“Los acuerdos de riesgo compartido son una herramienta de gestión que permite favorecer el acceso a la innovación terapéutica racionalizando el gasto en medicamentos y corresponsabilizando los diferentes agentes del sistema”, continúa Salud. Cataluña es pionera en aplicar esta fórmula que ya aplicó en el año 2011 con un programa piloto con un fármaco para el tratamiento del cáncer de pulmón.

De hecho, Antoni Gilabert, gerente de Atención Farmacéutica del Catsalut, que en sus intervenciones públicas siempre ha defendido estos acuerdos, ya había anunciado a Redacción Médica que iba a emprender más apuestas por estos modelos de negocio.