Redacción Médica
19 de septiembre de 2018 | Actualizado: Martes a las 19:05

Sáenz de Buruaga cree que no tiene sentido dar tarjetas sanitarias a ilegales para retirárselas el 31 de agosto

Afirma que, dado que se tarda un tiempo en concederlas, cuando éstos la recibieran “probablemente” ya se la tendría que retirar

Miércoles, 16 de mayo de 2012, a las 16:40

Redacción. Santander
La consejera de Sanidad y Servicios Sociales de Cantabria, María José Sáenz de Buruaga, ha opinado este miércoles que "no tiene sentido" y no es "serio", "riguroso" ni "responsable" conceder nuevas tarjetas sanitarias a inmigrantes ilegales cuando, en el momento en que se les otorgue, y dado que el procedimiento tarda un tiempo, "probablemente" haya ya que retirárselas el 31 de agosto, en cumplimiento con el Real Decreto para la Sostenibilidad del Sistema Nacional de Salud del Gobierno de España.

La consejera María José Sáenz de Buruaga.

Así ha justificado Sáenz de Buruaga la decisión de Gobierno de Cantabria de no conceder más tarjetas sanitarias a inmigrantes en situación irregular, si bien ha aclarado "para la tranquilidad de la población" que es una medida que "afecta a las nuevas solicitudes" por lo que a aquellos que ya la tengan, aunque sean ilegales, "en ningún caso" se les retirará hasta la fecha establecida, el 31 de agosto.

Sáenz de Buruaga, que ha señalado que Cantabria "no es pionera" en aplicar esta medida pues primero lo ha hecho la Comunidad de Madrid, ha añadido también que "una cosa es la tarjeta sanitaria" y otra "muy distinta la asistencia sanitaria".

En este sentido, y antes de participar en el acto de despedida a los MIR que han finalizado su formación en Valdecilla, ha explicado que los extranjeros irregulares "van a seguir teniendo la asistencia sanitaria que demanden" tanto en situación de urgencia, como aquellos menores de 18 años, que recibirán la misma que los españoles, y las mujeres embarazadas, que, por su estado, la necesiten.

A juicio de la consejera, el no otorgar ya nuevas tarjetas sanitarias a extranjeros ilegales es una "decisión responsable" y de carácter "preventivo" a esperas de que "toda la reglamentación que va a ser necesaria emane del Ministerio" de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad.