Redacción Médica
18 de julio de 2018 | Actualizado: Miércoles a las 17:40

Rudi trabaja para mantener el gasto social y recuerda que no han cerrado hospitales

La presidenta considera que en los temas de competencia estatal es el gobierno central el que decide

Viernes, 22 de junio de 2012, a las 12:43

Redacción. Zaragoza
La presidenta del Gobierno de Aragón, Luisa Fernanda Rudi, trabaja para mantener el gasto social y que la crisis afecte lo menos posible a la Comunidad Autónoma. "No hemos cerrado hospitales, ni aulas, ni colegios rurales", ha aseverado.

Luisa Fernanda Rudi.

Rudi ha respondido de este modo a una pregunta de la portavoz de Chunta Aragonesista (CHA), Nieves Ibeas, en el Pleno de las Cortes, donde ha afirmado que el Gobierno de Aragón está ejecutando "de la mejor manera posible" las medidas de ajuste. "Aquí podemos fijar las políticas que queramos", ha proseguido la presidenta, quien ha matizado que "Aragón forma parte de una entidad superior que es la nación española" y en los temas de competencia estatal es el Gobierno de España el que decide.
Dentro del margen de maniobra que deja la normativa de ajuste aprobada por el Ejecutivo de Mariano Rajoy "hemos hecho lo que hemos entendido que era mejor para esta Comunidad", ha indicado la presidenta.

Nieves Ibeas tiene la sensación de que "no hay Gobierno de Aragón para Aragón" porque el Ejecutivo de Rudi es "una auténtica franquicia del PP de Madrid, ni tan siquiera de La Moncloa". En opinión de Nieves Ibeas el Gobierno de Rudi no tiene objetivos. La portavoz de CHA ha espetado a Rudi que "sus consejeros se están limitando a cumplir órdenes" y cuando no las tienen callan hasta recibirlas. Ha afirmado que "en la calle está creciendo el descontento".

Ibeas ha criticado a Rudi por no plantear alternativas a los ajustes económicos acordados por el Gobierno de España y le ha preguntado "cuál es su política real". También ha dicho que el Ejecutivo de Rajoy pide cada día más "sacrificio" a los ciudadanos. Asimismo ha afirmado que los populares "cierran las residencias de ancianos, cierran servicios sanitarios, empeoran las condiciones en el aula, apartan del sistema --de protección social-- a las personas que no tienen permiso de residencia, como si no fueran ciudadanos".