Redacción Médica
21 de julio de 2018 | Actualizado: Sábado a las 12:00

La labor colegial, una dedicación no retribuida

En la mayoría de las corporaciones solo se abonan los gastos de representación

Domingo, 22 de noviembre de 2015, a las 18:01
Cristina Mouriño. Madrid
La actividad de los miembros de las juntas directivas de las corporaciones médicas de España no se retribuye, pese a la dedicación que muchos de ellos desempeñan al frente de estas instituciones. Lo habitual es que se abonen solo los gastos de representación y se retribuya la especial dedicación del secretario, salvo en los colegios de Madrid y Valencia que sí contemplan una partida específica para sus presidentes.

Sonia López Arribas y Mercedes Hurtado, presidentas de los Colegios de Médicos de Madrid y Valencia, respectivamente.

En el caso de Madrid, la Comisión Permanente y los vocales cobran una retribución por sus actividades al frente de la institución que se suman a los llamados gastos de representación y dietas. En el caso de la Permanente, estas remuneraciones se sitúan entre los 38.987 euros al año que recibe la tesorera y los 24.526 euros anuales que se asignan al vicesecretario. Según los datos de la corporación correspondientes a 2014, la presidenta alcanza los 34.294 euros al año; 28.037 euros / año la vicepresidenta; 30.707 euros el secretario y 58.713 euros los vocales.

Por su parte, en la Junta de Gobierno del Colegio de Médicos de Valencia tienen asignación reglada por los estatutos la presidenta y el secretario. Es una asignación de 20.000 euros anuales con una retención de hacienda del 42 por ciento de esa cantidad. Está contemplado que para iniciativas concretas algún miembro de la permanente puede tener alguna asignación esporádica atendiendo a una función concreta que desarrolle.

Redacción Médica ha consultado a los colegios de las 17 autonomías y en todos ellos reconocen que sus juntas directivas no perciben ningún tipo de salario, sino que lo que se abona son los gastos de representación y las dietas de los desplazamientos que realizan con motivo de su ejercicio profesional en el colegio. Únicamente la figura del secretario, por “la especial dedicación” que le reconocen los estatutos es quien percibe una remuneración en algunas corporaciones. En esta situación se encuentran los colegios de Baleares, Cantabria, Barcelona, Girona y Tarragona, Lugo, Pontevedra, Ourense, Badajoz, Cáceres, Sevilla, Cádiz, Huelva, Jaén, Granada, Almería, Málaga, Segovia, Ávila, Salamanca, Zamora, Soria, Palencia, Asturias, Guipúzcoa, Vizcaya, Castellón, Alicante, Ciudad Real, Toledo y Albacete. Por su parte, el Colegio de Lleida, tal y como recogen sus estatutos, solo contempla para la Junta Directiva los gastos por representación.

La Rioja y A Coruña renuncian a retribuir la actividad de sus secretarios

Los Colegios de Médicos de La Rioja y A Coruña también pagaban una compensación económica al secretario (recogida en los artículos 65 y 40 de sus estatutos, respectivamente), sin embargo, según apuntan sus presidentes, Inmaculada Martínez y Luciano Vidán, “el secretario ha renunciado a ella”, por lo que el equipo directivo en La Rioja solo cobra dietas y en el caso de A Coruña, “ni eso”, apunta Vidán.

Antonio Otero.

En Valladolid los gastos de representación deben justificarse previamente

El Colegio de Médicos de Valladolid marca una leve diferencia con el resto de colegios, tal y como ha señalado su presidente, Antonio Otero. Aunque sigue el camino de la mayoría al abonar únicamente los gastos de representación y dietas, en este caso deben justificarse previamente. Segovia, Ávila, Salamanca, Zamora, Soria y Palencia tampoco retribuyen la actividad de su Junta Directiva, salvo en el caso del secretario y los gastos que se generen con motivo de desplazamiento. León por su parte no retribuye a ningún miembro de la Junta Directiva, salvo los gastos que generen por representación.

Concha Ferrer.

Zaragoza contempla una asignación para el secretario y  el tesorero

En el Colegio de Zaragoza los miembros de la Junta no tienen retribución alguna distinta de las dietas y gastos de representación, a excepción de secretario, tesorero y la atención 24 horas del teléfono del Payma que realizan turnándose un par de miembros de la Junta, señalan fuentes de la institución que preside Concha Ferrer.

“La retribución del secretario”, explican, “aparece reconocida expresamente en los estatutos, y la asignación correspondiente, así como las otras dos aportaciones, se aprueban en la asamblea colegial de presupuestos del mes de diciembre”. La Junta Directiva del Colegio de Médicos de Huesca por su parte no cobra ningún tipo de retribución y en Teruel solo se asignan los gastos por dietas y desplazamientos.

Burgos, Navarra, Tenerife, Las Palmas y Guadalajara no retribuyen a ninguno

Las Juntas Directivas de los Colegios de Médicos de Burgos, Navarra, Tenerife, Las Palmas y Guadalajara  tampoco reciben contraprestación alguna salvo los gastos que ocasionen con motivo de su representación. En el caso de Guadalajara, fuentes del colegio aseguran que “nadie cobra ninguna retribución. Esta era una premisa de la actual Junta Directiva que lleva al frente dos legislaturas”.

Álava rechaza que transcienda este tipo de información antes de aprobarse la ley de colegios

Consultado por este diario, el Colegio de Médicos de Álava ha señalado que entre su Comisión Permanente no hay ánimo de que trascienda esta información antes de la aprobación de la Ley de Servicios Profesionales, al considerar que no es el momento de hacer comparativas entre los distintos colegios.