24 ene 2019 | Actualizado: 19:10

‘Pros’ y ‘contras’ de hacer el MIR en el extranjero

Fernando Rivas advierte de que “no es oro todo lo que reluce” e incide en la importancia del dominio del idioma

lun 21 septiembre 2015. 16.03H
Carlos Cristóbal/ Imagen: Miguel Fdez. de Vega. Madrid
A pesar de segiur siendo una opción minoritaria, cada vez son más los estudiantes de Medicina que se plantean la posibilidad de hacer el MIR en el extranjero. Sobre los beneficios que conlleva pero también las dificultades que entraña ha versado la conferencia 'Residencia en el extranjero: ampliando perspectivas desde un enfoque deontólogico'. En ella, el vocal de Empleo Precario de la OMC, Fernando Rivas, ha incidido especialmente en la importacia de un periodo previo de formación y un completo dominio del idioma.

Fernando Rivas, vocal de Empleo Precario de la OMC.

Pero, ¿qué lleva a un estudiante a hacer el MIR en el extranjero? La principal causa, ha explicado Rivas, es la dificultad que se encuentran en España para acceder a una plaza. "No lo hacen muchos, pero quienes lo consiguen no vuelven", ha aseverado durante una intervención en la que ha señalado que la especialidad es un requisito virtualmente obligatorio para tener posibilidades a la hora de encontrar empleo. Del mismo modo, ha puesto de manifiesto dicha dificultad analizando la evolución de la relación entre el creciente número de facultades y, por consiguente, estudiantes, con las plazas que cada año se ofertan.

La posibilidad de hacer la especialidad que se desea y tener 'asegurado' un puesto de trabajo es la razón que con más fuerza empuja a los pacientes a hacer las maletas. En este sentido, el que fuera vocal nacional de Médicos en Formación de la OMC ha querido rebajar la euforia, asegurando que "En Europa, no es oro todo lo que reluce". "No solo está la barrera del idioma, que es la más importante", ha agregado añadiendo, a su vez, las diferencias entre el modelo de examen español y el de entrevista que se aplica en varios países europeos o la importancia de los contactos, con Italia como paradigma: "España es uno de los países con programas de formación más regulados".

Durante su intervención, Rivas ha insistido una y otra vez en la importancia que el conocimiento del idioma utilizado en el país de destino tiene a la hora de tomar la decisión de salir a hacer el MIR. "Mantener sin problemas una conversación en inglés no significa dominarlo", ha ejemplificado. En este sentido, y también de cara a la posibilidad de afianzar contactos que se pueden necesitar en el futuro, ha recomendado a los estudiantes que, antes de saltar sin red a la aventura de la residencia, opten por un periodo de formación previo en el país de destino.

¿Dónde están las ofertas?

Llegado el turno de preguntas, los asistentes se han interesado principalmente por los destinos con mayor demanda de profesionales. Entre ellos, el representante de Empleo Precario de la OMC ha señalado al Reino Unido en el caso de los especialistas. En cuanto a quienes solicitan médicos residentes, una opción con mucho menos uso, se ha referido a los países del norte, concretamente Finlandia, Suecia y Dinamarca, como los que más interesados se muestran.

ENLACES RELACIONADOS

España, “modelo de acceso” en hepatitis C (21/09/2015)

Las cinco prácticas que los médicos más rechazan por ética (20/09/2015)

‘Mindfulness’, la nueva técnica de moda contra el estrés en Medicina (20/09/2015)

La troncalidad pone de acuerdo a estudiantes y docentes: no se aplicará en 2017 (19/09/2015)

“Con este Congreso hemos hecho el mundo un poquito mejor” (19/09/2015)

Incluir la ECOE en el MIR reduciría su objetividad (18/09/15)

“Debe plantearse un grado de dos años” (17/09/2015)