20 nov 2018 | Actualizado: 21:40

Podemos plantea tener un círculo en cada hospital

El colectivo publica el contenido de las actas de nueve asambleas celebradas en su primer año de vida

Martes, 06 de enero de 2015, a las 17:01
Jesús Vicioso Hoyo. Madrid
El Círculo de Sanidad de Podemos quiere que haya presencia del partido liderado por Pablo Iglesias en los propios hospitales. Esta es una de las propuestas que han abordado los integrantes en esta agrupación sectorial de la formación a lo largo del año que acaba de concluir, tal y como se reflejan en las actas de sus reuniones. La idea sería tener una ‘delegación’ política por centro.

Pablo Iglesias, secretario general de Podemos.

La página ‘oficial’ de este círculo sanitario publica el contenido íntegro de las actas de las reuniones celebradas por el grupo a lo largo de su primer año de vida. En total, son nueve las ‘colgadas’: desde febrero hasta diciembre. Precisamente, en ésta última se da cuenta de la idea de que haya un círculo, que es la unidad inicial de agrupación de Podemos, en cada hospital. De momento, no se ha desarrollado el asunto y el documento ni tan siquiera recoge el autor del mismo. Pero con la constitución y desarrollo de círculos en función de los centros hospitalarios se daría cobijo al “espacio ciudadano”, como así lo define la formación, aunque, eso sí, con un signo político determinado, el de la formación de Iglesias.

En la sesión de diciembre también estuvo presente Mario Cortés, miembro de la Plataforma de Afectados por hepatitis C, en cuya representación planteó al círculo tres propuestas: “Pelea en contra de los Presupuestos Generales del Estado”, la convocatoria de un encuentro en Madrid “de todos los colectivos de la sanidad pública para llegar a acciones conjuntas”, y la realización de “encierros en los hospitales y propuestas de movilización ciudadana”. Precisamente, acciones de este tipo son las que ya han empezado a llevar a cabo. Estas propuestas planteadas por la plataforma son aprobadas “por aclamación”, y, además de las citadas anteriormente, el acta recoge una ‘lucha’ más: “La pelea es contra los laboratorios también”, advierte.

Por otro lado, también se recogen “cosas nuevas” sobre el Centro de Transfusión, en esta ocasión por parte de la Asociación de Empleados del Centro de Transfusión de Madrid (Adecetma): “Hay un total de 122 trabajadores, pero solamente unos diez peleando”. 

En el último documento se indica que a la cita asistieron “alrededor de 65 personas en total” y que estuvo moderada por Jorge Aranda, trabajador del servicio de Atención al paciente del Hospital Ramón y Cajal y miembro del recién proclamado Consejo Ciudadano de Madrid, del que también forma parte otra integrante del Círculo de Sanidad, Mónica García.

Una ‘directiva’ Villarejo centrada en la sanidad

La asistencia a las reuniones ha sido, hasta ahora, dispar, pero sí ha crecido paulatinamente, en sintonía con el auge que ha tomado Podemos a nivel nacional. En la primera cita con acta se indica la presencia de 29 personas, cantidad muy parecida a la de las dos siguientes reuniones. La asamblea más multitudinaria del círculo tuvo lugar el pasado 4 de junio, con la presencia de “aproximadamente” un centenar de personas. Después ha bajado: 85, 60 y 65 participantes, en las tres últimas convocatorias, respectivamente.

Durante la asamblea con más quórum, se contó con el respaldo de “compañeros” de Albacete, quienes propusieron “extender” la ‘marea blanca’ que existe en la Comunidad de Madrid, al tiempo que se especificó que las acciones políticas de Podemos no quieren “sustituir” dicho movimiento. También se ha hablado de confeccionar una ‘directiva Villarejo’, pero centrada en el ámbito sanitario. El documento al que se alude es el elaborado por el exfiscal Carlos Jiménez Villarejo, que concurrió a las elecciones europeas como ‘número tres’ de Pablo Iglesias, centrado en una batería de iniciativas destinadas a acabar con la corrupción.

“Este cuento se ha acabado”

La publicación de estas actas es un ejercicio de transparencia, que es uno de los principios que pretende defender de principio a fin la formación y, en este caso, el círculo. En dichos documentos, no obstante, hay algunas singularidades: como la falta de concreción de los autores de propuestas y de los intervinientes en las asambleas (si se especifica algo, en todo caso casi siempre se pone solo el nombre, no el apellido, salvo contadas excepciones) y expresiones poco habituales en textos de este tipo. A modo de ejemplo, el relato de la asamblea de junio acaba así: “Y colorín colorado este cuento se ha acabado”.

ENLACES RELACIONADOS:

El Círculo de Sanidad de Podemos carga las tintas contra la exministra (27/11/14)

Podemos extiende sus redes a la sanidad (21/09/14)