12 dic 2018 | Actualizado: 08:40

F-2 y F-3 se quedan sin lo nuevo en hepatitis C hasta 2016

Los enfermos exigen a Osakidetza que no retrase la dispensación de fármacos

jue 14 mayo 2015. 12.19H
Redacción. Vitoria
Las plataformas de afectados por la hepatitis C han denunciado que el País Vasco es "el último de la clase" a la hora de administrar los nuevos tratamientos contra esta enfermedad, dado que el Servicio Vasco de Salud-Osakidetza "sólo" tratará en los próximos meses con estas medicinas  a los pacientes más graves, mientras que el resto deberá esperar hasta 2016. Este colectivo ha asegurado que en otras comunidades autónomas ya se están administrando estos tratamientos a enfermos menos graves.

Darpón.

Estas plataformas han explicado este jueves su situación a los grupos de EH Bildu, PSE-EE, PP y UPyD en el Parlamento vasco, donde han comparecido ante los medios de comunicación para informar sobre sus demandas.

Estos colectivos han denunciado que, pese a las "mentiras" del Departamento de Salud del Gobierno vasco, País no está "entre los primeros ni entre los mejores" a la hora de administrar los nuevos tratamientos contra la Hepatitis C, que curan la enfermedad en un 90 por ciento de los casos, pero que tienen un coste económico muy elevado. Por el contrario, han destacado que el País Vasco es de los "últimos de la clase" en esta materia.

Según han criticado, Osakidetza les ha confirmado que hasta 2016, "sólo" dispensará estos medicamentos a los enfermos de hepatitis C que se encuentren en la fase más avanzada de esta patología -los calificados como F4--, mientras que los catalogados como F2 y F3 deberían esperar hasta el próximo año para recibir estos tratamientos.

Ante esta tesitura el consejero de Salud, Jon Darpón, ha comparecido aclarar con datos la situación de los pacientes de hepatitis C y ha explicado que Osakidetza está atendiendo y tratando a las personas afectadas de hepatitis C adecuadamente, con los mejores medicamentos disponibles en cada momento.

Asimismo, ha asegurado que “es obvio que ni Osakidetza ni ningún sistema sanitario puede tratar a 2500 personas simultáneamente, ni en un breve periodo de tiempo, asegurando que “Osakidetza y los médicos, están haciendo las cosas bien: con responsabilidad, rigor y eficiencia. De una forma escalonada y priorizando, como no puede ser de otra manera, a los pacientes más graves siguiendo protocolos clínicos consensuados con los propios médicos. No podemos tratar a todos a la vez, ni el primer día. Ni es indispensable desde el punto de vista clínico”.

ENLACE RELACIONADO


“Los enfermos de hepatitis C más graves ya están tratados”, según Osakidetza  (07/05/15)