Redacción Médica
22 de julio de 2018 | Actualizado: Domingo a las 16:10
Lunes, 16 de julio de 2012, a las 00:48
INFORME SOBRE EL PLAN DE REFORMAS DEL GOBIERNO PARA EL SEGUNDO SEMESTRE
Nueva ley de liberalización de los servicios profesionales en septiembre
La modificación atiende a la aplicación de la Ley Omnibus y a las exigencias de la UE para el rescate del sistema financiero, aunque no aclara si afectará a las profesiones sanitarias

Redacción. Madrid
El Consejo de Ministros ha recibido un informe de la vicepresidenta y ministra de la Presidencia, Soraya Saénz de Santamaría, sobre el calendario del Programa Nacional de Reformas para el segundo semestre, que incluye, como elementos fundamentales, la aprobación de veinte leyes, entre las que destaca el Proyecto de Ley de liberalización de los servicios profesionales en septiembre, que atiende a la aplicación de la Ley Omnibus y a las exigencias de la UE para el rescate del sistema financiero.

En abril de 2011 los consejos generales de médicos y de enfermeros organizaron una cumbre internacional para demostrar al Gobierno español la necesidad de mantener la colegiación obligatoria en las profesiones sanitarias. El entonces líder de la oposición, Mariano Rajoy, se comprometió a hacerlo. La que no se 'mojó' fue la ministra Leire Pajín.


Estas medidas, que tienen como objetivo básico la reforma de las Administraciones Públicas, buscan ganar en competitividad y mejorar la economía española para el crecimiento, aseguran desde el Gobierno. La nueva norma deberá decidir sobre las condiciones de acceso a las profesiones y podría afectar a la colegiación de los profesionales sanitarios, un proyecto sin culminar de la anterior legislatura que el actual Ejecutivo busca revisar para eliminar la obligación de estar colegiado que todavía perdura en algunas profesiones para prestar servicio.

Rechazo de la OMC

A través de las redes sociales, el secretario general de la Organización Médica Colegial (OMC), Serafín Romero, ya ha advertido de que aplicar este punto a la profesión médica supondría para los colegios “perder nuestra capacidad de autorregulación y nuestra independencia profesional” y ha adelantado su rechazo a “volver al escenario de hace solo un año, sin advertir de nuevo el riesgo cierto al que nos sometemos”.