17 dic 2018 | Actualizado: 10:45
mar 22 octubre 2013. 17.51H

Redacción. Logroño
El consejero de Salud y Servicios Sociales, José Ignacio Nieto, y el rector de la Universidad de La Rioja, José Arnáez, han presidido el acto de apertura del curso académico de la Escuela Universitaria de Enfermería de La Rioja, que ha contado con la presencia de profesores y alumnos de la Escuela de Enfermería, además de la participación de la gerente del Servicio Riojano de Salud, Mª Luz de los Mártires, y de la directora de la Escuela de Enfermería, Rosario Aréjula.

En el acto inaugural, el director general de Salud Pública y Consumo, José Miguel Acitores, ha pronunciado la lección inaugural bajo el titulo “Salud Pública y Enfermería”. El curso académico 2013-2014 es el último para la diplomatura en Enfermería; una vez finalizado, quedará totalmente extinguida esta titulación. En junio del actual año académico se graduará la primera promoción de Grado en Enfermería, para los alumnos que comenzaron la titulación en el curso 2010-2011.

La nota de corte para las solicitudes de cupo general en la convocatoria de junio fue 9,35. Este año, 718 alumnos, para un total de 75 plazas, solicitaron como primera opción en convocatoria ordinaria cursar el Grado de Enfermería, lo que lo convierte en el más demandado en la Universidad de La Rioja.

Desde el inicio de su andadura, en el curso académico 1971-72, se han titulado en las aulas de la Escuela de Enfermería, 2.073 alumnos en 39 promociones. El Servicio Riojano de Salud es titular de la Escuela Universitaria de Enfermería de La Rioja, centro formativo adscrito desde 1994 a la UR. En 2010 la Consejería de Salud y Servicios Sociales mejoró las instalaciones del edificio donde se aloja con la dotación de una nueva aula de informática, tres seminarios y la ampliación del aula de Grados.

Su sistema educativo está basado en el aprendizaje, en una mayor implicación y autonomía del estudiante, la utilización de metodologías más activas (casos prácticos, trabajo en equipo, tutorías, seminarios, etc.) y en el papel del profesorado como agente creador de entornos de aprendizaje que estimulen a los alumnos.