Redacción Médica
17 de julio de 2018 | Actualizado: Martes a las 15:50
Jueves, 28 de mayo de 2015, a las 10:28
Redacción. Santiago de Compostela
La consejera de Sanidad, Rocío Mosquera, ha destacado en el pleno del Parlamento de Galicia que un “buen sistema de donación-trasplante, como el que tenemos, bien articulado, estructurado y organizado, y dentro de un sistema sanitario público es la mejor garantía de lucha contra cualquiera intento de modalidad de tráfico de órganos”.

Rocío Mosquera, en el Pleno del Parlamento regional.

Con el objetivo de luchar contra el tráfico de órganos, el pasado 25 de marzo un total de 14 países europeos firmaron en Santiago de Compostela el Tratado Internacional para tipificar el tráfico de órganos. Rocío Mosquera ha destacado que “es evidente que un acto de semejante magnitud y trascendencia supone un ánimo más a la proyección internacional a Santiago y la Galicia como un reconocimiento claro al sistema de de donación y trasplantes de Galicia y de España”.

Para la consejera de Sanidad, el Consejo de Europa decidió firmar en España este convenio en reconocimiento a su liderazgo mundial en donación y trasplantes y “la fortaleza de nuestro sistema de trasplantes; pues en Galicia realizamos 100 trasplantes de órganos por cada millón de habitantes y desde que se pusieron en marchas los programas de trasplantes ya se realizaron más de 6.600, incluyendo renales, hepáticos, cardíacos, pulmonares y pancreáticos”.

Mosquera también ha resaltado que esta actividad “se lleva a cabo dentro de la sanidad pública, en hospitales públicos, un verdadero éxito de nuestro sistema, después de contar con el apoyo de todas las administraciones”. Y también ha incidido en que es un sistema nacional basado en la solidaridad de las comunidades autónomas “en España, uno de cada cinco órganos (21,2 por ciento) es trasplantado en otra comunidad distinta a la que realizara la donación”.

“La concienciación social debe ser el motor del concepto de autosuficiencia para que los ciudadanos que precisen un órgano para trasplantes encuentren en su propio país a solución a su problema, y no buscar soluciones alternativas de dudosa legalidad en terceros países” ha afirmado Mosquera.