Redacción Médica
22 de julio de 2018 | Actualizado: Domingo a las 19:00

Mato defiende sus políticas sociales en el Senado frente a los reproches de CiU

La ministra ha recordado que el Gobierno dedica 178 millones de euros a gasto social

Martes, 19 de marzo de 2013, a las 18:52

María Márquez. Madrid
La ministra de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, Ana Mato, ha comparecido este martes ante el pleno del Senado al ser interpelada por el portavoz de CiU y exconsejero catalán de Bienestar Social, Josep Lluís Cleries, sobre el impacto del “ajuste presupuestario” en políticas sociales y dependencia. La ministra ha defendido sus decisiones asegurando que el sistema es ahora “más solidario, prioriza los servicios sociales y fomenta el empleo”.

Josep Lluís Cleries, portavoz de CiU en el Senado.

Comenzando con un tono más “constructivo”, tal y como lo definieron tanto la ministra como el senador, ambas intervenciones fueron derivando hacia la hostilidad política. Si Cleries enfocó la primera parte de su discurso en resaltar el esfuerzo del Gobierno catalán por mantener activa la Ley de la Dependencia (“soportamos el 70 por ciento del coste”), la ministra justificó la reconsideración legislativa en la delicada situación financiera del país (“nos encontramos un déficit del 9 por ciento”) y aseguró que a pesar de ella, “la sanidad, la dependencia y los servicios sociales están garantizados” gracias a la prioridad que el Gobierno otorga a estas partidas y que Mato ha cifrado en 178,7 millones de euros. Se ha reconsiderado una Ley “mal hecha”, en opinión de Mato, priorizando además “los servicios profesionales frente los cuidadores familiares”.

En el segundo turno de intervenciones, el portavoz de CiU recrudeció su tono, acusando al Gobierno de “preferir rescatar a los bancos que a las personas”, y de sobrepasarse con las limitaciones competenciales (“habla usted como si tuviese competencias exclusivas en servicios sociales”). “Usted pague, que es lo que ha de hacer”, le ha espetado Cleries en referencia a los fondos que necesita Cataluña para hacer frente a la asistencia de dependientes.