15 nov 2018 | Actualizado: 11:30

Más inversión para crear la ‘Generación Cero’, libre del cáncer de mama

Se presenta el proyecto que intentará que haya una generación de mujeres que nazca sin “el miedo a morir de cáncer de mama”

Martes, 03 de noviembre de 2015, a las 15:13
Marta Fernández/ Fotografía: Joana Huertas. Madrid
“Se necesita un esfuerzo en inversión”. Esta ha sido la frase que más se ha repetido este martes en la presentación de ‘Generación Cero’, una iniciativa que pretende crear la primera generación de mujeres que viva sin la posibilidad de morir de cáncer de mama.

Y, aunque es muy cierto que las posibilidades de superviviencia de estas enfermas son muy altas (en torno al 83 por ciento), ‘Generación Cero’  pretende que, en unos años, “se pueda decir  a las hijas de madres con cáncer de mama que ellas no lo van a sufrir o, al menos, que no va a ser igual a muerte”, ha señalado Ana LLuch, jefa del servicio de Hematología y Oncología del Clínico de Valencia y miembro de Geicam. 

Mara Torres, Antonia Gimón, Ana Lluch y Agustí Barnadas.


El proyecto parte del grupo Geicam de investigación del cáncer de mama y la Federación Española de cáncer de mama (FECMA) y que cuenta con el apoyo de Pfizer pretende “seguir impulsando cambios que modifiquen el curso de esta enfermedad”.

En la presentación también ha participado Antonia Gimón, miembro de la junta directiva de la Federación Española de Cáncer de Mama (FECMA), que ha hablado de su experiencia como paciente. “Es apostar por el futuro, que esa generación no viva con esa espada de Damocles que hay siempre encima”, ha señalado.  “Simplemente, que estas mujeres puedan planificar su futuro, que tengan libertad”, ha continuado.

Ana Lluch y Agustí Barnadas. 

Ha pedido también que “haya financiación pública y privada” y que “haya una mayor implicación de la sociedad civil porque es cosa de todos”. “La generación cero no se va a crear de hoy a mañana, pero, por favor, que sea con la ayuda de todos, solos no podemos”, ha enfatizado.

En cuanto a su papel como pacientes y supervivientes ha pedido “hacer tratamientos personalizados, a la carta para nosotras” y, ha recordado que ellas tienen “la obligación moral y social de participar en ensayos clínicos porque otras antes que nosotras lo hicieron” para finalizar diciendo que hace falta “inversión, investigación, conocimiento y compromiso”.

El objetivo de esta iniciativa es que dentro de un tiempo exista la primera generación de “hijas, nietas, que no vivan con ese miedo”, ha señalado Lluch.”Queremos decirles a todas en un primer diagnóstico que el cáncer de mama es curable, que se convierta en una enfermedad crónica”, ha continuado.

Sin embargo, según ha denunciado, “nuestro reto es la inversión, aún se necesita un esfuerzo muy grande”. “Con ayuda a investigación podremos decir: el cáncer de mama es curable”, ha señalado Lluch, a la vez que ha pedido “promover una Ley de Mecenazgo”, un punto al que también ha hecho referencia Agustí Barnadas, jefe del servicio de Oncología Médica del Hospital de Sant Pau y vicepresidente del grupo GEICAM.

Barnadas ha comentado que los investigadores son “conscientes” de que desarrollar un fármaco cuesta “muchos millones” pero, en cambio, “se puede conseguir con investigación biológica” y, por ello, “se necesita más tiempo e inversión”.

Esta falta de inversión hace también que el proyecto ‘Generación Cero’ nazca sin una política de plazos ya que, como han señalado, “no sabemos si la primera ‘Generación Cero’ ha nacido ya, pero sí sabemos que va a nacer”. 

Mara Torres, Antonia Gimón, Ana Lluch y Agustí Barnadas.