Redacción Médica
18 de septiembre de 2018 | Actualizado: Martes a las 16:15

Más de 1.500 escolares aprenden hábitos saludables con el programa Perseo-Bilbao

El prgrama implica a padres y profesores en la mejora de la salud

Miércoles, 16 de febrero de 2011, a las 18:35

Redacción. Bilbao
Un total de 1.510 escolares de Enseñanza Primaria de colegios públicos han participado en la última edición del  proyecto Perseo-Bilbao, promovido por el área de Salud y Consumo del Ayuntamiento de Bilbao durante el curso 2009-2010, a través de su Unidad de Nutrición Comunitaria y la Sección de Salud Escolar.

El programa implica  apadres y profesores en la salud de los niños.

Se trata de una iniciativa vinculada a la estrategia NAOS de la Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición y al mandato de la 57 Asamblea Mundial de la OMS, que tiene como objetivo promover acciones dirigidas a la mejora de los hábitos alimentarios y la promoción de la actividad física con el fin de prevenir la obesidad.

En el caso de Bilbao, el proyecto ha sido llevado a cabo gracias a la implicación "proactiva" de familias, profesores, personal de comedores escolares y personal sanitario de los Colegios Públicos de la Villa, según ha destacado el Consistorio.

El desarrollo del programa se ha elaborado en dos fases. Durante la primera de ellas, se ha contado con la colaboración de los profesores de los centros, quienes han impartido 10 unidades teórico-prácticas estructuradas con material bilingüe vinculado al proyecto original Perseo. En la segunda fase, de evaluación, han colaborado 363 familias bilbaínas y 24 profesores de los centros docentes asignados.

Teniendo en cuenta la información sobre la situación antropométrica y ponderal de los escolares en la fase de inicio (características de la oferta alimentaria en los comedores escolares y datos sobre los hábitos alimentarios y de actividad física de los participantes) se han extraído como conclusiones que los niños con exceso de peso participan con menor frecuencia que los que tienen un peso "normal" en las actividades deportivas.

Ya ha dado frutos

Asimismo, el 66 por ciento de los escolares que participaron en el proyecto Perseo-Bilbao han aumentado la frecuencia semanal de dedicación al ejercicio físico y deporte. El 40 por ciento de las niñas y el 50 por ciento de los niños participantes consume menos de una pieza de fruta cada día.

En la evaluación final del proyecto Perseo-Bilbao, el 57 por ciento de los escolares referían una mejora en la frecuencia de consumo para las frutas y un 52 por ciento evidenciaba un aumento en la frecuencia de consumo de verduras y hortalizas.

Gracias a la recogida de estos datos llevada a cabo durante la fase de evaluación, se han obtenido una estimación de los cambios inducidos por el proyecto y una serie de variables cualitativas que permitirán la sostenibilidad de la iniciativa.

Durante el primer semestre de 2011 las familias de los centros participantes podrán participar en seminarios monográficos en los que se expondrán los resultados obtenidos, el perfil alimentario y de actividad física estimado en la actualidad y las posibles propuestas de mejora.