26 de marzo de 2017 | Actualizado: Domingo a las 20:40

Los salarios del sector se devalúan por sexto trimestre consecutivo

Solo las industrias extractivas alcanzan una devaluación mayor en el segundo trimestre

Martes, 10 de septiembre de 2013, a las 16:57

Javier Leo. Madrid
El sector de actividades sanitarias y de servicios sociales ha sufrido una caída de los costes laborales del 3,4 por ciento en el segundo trimestre de 2013 respecto al mismo periodo de 2012, de acuerdo con los datos provisionales adelantados este martes por el Instituto Nacional de Estadística (INE). Esta caída de los costes laborales, compuestos básicamente por los salarios y las cotizaciones, se produce por sexto trimestre consecutivo y no viene más que a respaldar con datos oficiales la fuerte devaluación salarial experimentada y denunciada por los trabajadores del sector durante el último año y medio.

Fuente: INE.

Sanidad y servicios sociales no es en esta ocasión la sección de actividad más perjudicada, siendo las industrias extractivas las que han sufrido un mayor descenso en este periodo (-3,6%). Estos datos ajustados por estacionalidad (ponderando los periodos festivos) y comparados con el mismo periodo de 2012 se disparan hasta el 5,6 por ciento de reducción de los costes laborales en sanidad si se atiende al índice general de jornadas trabajadas.

Comparada con los tres primeros meses de este año, durante los cuales se redujeron un 4,4 por ciento los costes laborales en sanidad, la disminución es ligeramente inferior, aunque continúa con la tendencia negativa iniciada en 2012. En este sentido, desde el INE explican que el coste por hora trabajada ha disminuido en el segundo trimestre de 2013 respecto al mismo periodo del año anterior debido al mayor número de horas trabajadas porque la Semana Santa cayó en su mayor parte en el primer trimestre.

El análisis de las cifras de los seis primeros meses del año indica que la devaluación salarial de los profesionales de la sanidad deja poco a poco de ser coyuntural para convertirse en un proceso de ajuste continuado y más profundo que en el resto de las principales secciones de actividad del mercado laboral. El cuarto trimestre de 2012 marca el récord hasta el momento con una caída de 9,9 puntos porcentuales en el coste por hora trabajada. El tercer trimestre de 2012 registró un -2,7 por ciento, el segundo un -3,4 por ciento y el primero un -0,7 por ciento.