Redacción Médica
24 de septiembre de 2018 | Actualizado: Lunes a las 12:05

Alianza científica para concienciar al médico ante el VPH

La mayoría de profesionales desconoce el protocolo en mujeres fuera del sistema de vacunación

Lunes, 22 de octubre de 2012, a las 17:37

Carlos Cristóbal / Imagen: Miguel Ángel Escobar. Madrid
En España se diagnostican unos 2.000 casos de cáncer de cérvix, el segundo tipo más frecuente entre las mujeres de todo el mundo. De ellos, algo menos de la mitad termina con el fallecimiento de la paciente. Unos datos demasiado elevados para una enfermedad cuya vacunación tiene un elevado índice de eficacia, pero que sigue siendo desconocida entre los profesionales sanitarios.

Mercedes Abizanda (Semergen), José Antonio Vidart (SEGO), Isabel Jimeno (SEMG), junto  a los autores Aureli Torné y Xavier Castellsagué.

Con la firme intención de arrojar luz sobre el asunto se ha creado ‘Vacunación frente al cáncer de cérvix en mujeres fuera de los programas de vacunación sistemática, con o sin infección del virus del papiloma humano (VPH) o lesión cervical. Encuesta de opinión y recomendaciones’, un trabajo realizado por la Asociación Española de Patología Cervical y Colposcopia (Aepcc) que cuenta con el apoyo de la Asociación Española de Vacunología (AEV), la Sociedad Española de Médicos de Atención Primaria (Semergen), la Sociedad Española de Médicos Generales y de Familia (SEMG) y la Sociedad Española de Ginecología y Obstetricia (SEGO).

“El 69 por ciento de los profesionales consultados no conoce un protocolo concreto de vacunación, mientras que el 94 por ciento pedía un documento-guía con el que resolver posibles dudas”, ha señalado  Xavier Castellsagué, autor del texto junto a Aureli Torné. En ese sentido la responsable del Grupo de Atención a la Mujer de Semergen, Mercedes Abizanda, ha destacado que “este documento nos da formación, información y tranquilidad para informar e indicar la vacunación a pacientes de riesgo”.

El texto, publicado en la revista oficial de la SEGO ‘Progresos de Obstetricia y Ginecología’, nace para hacer énfasis en la importancia que tiene la vacunación para evitar infecciones por el virus del papiloma humano (VPH), elemento indispensable en el desarrollo del cáncer de cérvix. Entre sus conclusiones cabe destacar que los beneficios de dicha vacuna no son únicamente aplicables a mujeres que se encuentran dentro de los programas de vacunación sistemática, sino que se extienden a un grupo mucho más amplio.

Durante su exposición, Castellsagué ha explicado que la vacuna previene entre el 70 y el 80 por ciento de los casos de cáncer de cérvix cuando se aplica antes del inicio de las relaciones sexuales. No obstante, en su opinión, aquellas que se encuentran fuera de los programas de vacunación “deben tener la oportunidad de elegir si vacunarse o no de forma individualizada”, momento en el que la importancia del asesoramiento por parte del profesional se convierte en capital.

Xavier Castellsagué y Aureli Torné, autores del documento 'Vacunación frente al cáncer de cérvix en mujeres fuera de los programas de vacunación sistemática, con o sin infección por el virus del papiloma humano o lesión cervical. Encuesta de opinión y recomendaciones'.

Dado el elevado índice de eficacia de la vacuna, la concienciación sobre su aplicación es fundamental para los profesionales. “El consejo médico es lo que más influye en la decisión del paciente” ha declarado el vicepresidente de la Sociedad de Obstetricia y Ginecología de Madrid, José Antonio Vidart. También ha dado importancia a ese papel, y más concretamente a los profesionales de atención primaria, la coordinadora del Grupo de Vacunas de la SEMG, Isabel Jimeno Sanz: “Estamos ante un punto de inflexión, porque podemos prevenir el cáncer de cuello de útero. Para eso es muy importante nuestra formación, porque somos la primera puerta que toca el paciente a la hora de pedir información”.

En la actualidad la cobertura vacunal sistemática contra el VPH se aplica en niñas de entre once y catorce años, mientras que el resto de mujeres debe pagar por ella una suma cercana a los 500 euros entre las tres dosis. “El problema es económico, no de conveniencia para la paciente”, ha indicado el presidente de la AEV, José María Bayas. “Si las vacunas valieran cinco euros, la cobertura aumentaría en todas las franjas”, ha añadido antes de proponer un sistema de copago para las vacunas ajenas a los programas sistemáticos para mejorar los datos.