Redacción Médica
24 de septiembre de 2018 | Actualizado: Domingo a las 18:00

Los pacientes denuncian presiones a Primaria para que no se administre la vacuna de la varicela

La portavoz de 107.000 padres y madres indica sobre la prohibición de su venta que

Jueves, 12 de marzo de 2015, a las 21:38
Redacción. Madrid
La polémica en torno al bloqueo de la vacuna de la varicela en las farmacias españolas continúa, y se va agravando día a día. Beatriz Mato, madre de una niña de 6 años a la que su pediatra le prescribió una segunda dosis de la vacuna, y líder de un movimiento que reúne la petición de más de 107.000 ciudadanos para que la profilaxis se vuelva a comercializar en las farmacias españolas, ha denunciado en conversación con Redacción Médica que los pediatras de Atención Primaria están recibiendo presiones para que no administren la vacuna.

Beatriz Mato lidera la campaña ciudadana.

“Ahora están prohibiendo a los pediatras que la pongan aunque los padres la hayan podido traerla del extranjero”, ha relatado a este diario. La situación que denuncia esta líder ciudadana choca con un comunicado que emitió la propia Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (Aemps) cuando en septiembre de 2014 dictó el uso hospitalario para la vacuna de la varicela: “eso no quiere decir que la vacuna solo vaya a ser administrada en hospitales”, dijo entonces el organismo dependiente del Ministerio de Sanidad.


El "importantísimo apoyo" de la OJS

Las quejas ciudadanas han dado un nuevo paso esta semana a raíz de la solicitud administrativa que la Oficina Jurídica de Sociosanitaria (OJS) ha presentado a la Aemps para que vuelva a estar a la venta en farmacias previa prescripción médica en representación de los más de 107.000 firmantes en la campaña iniciada en la plataforma ‘Change.org’. “Supone un apoyo profesional que resulta muy importante a la hora de conseguir nuestro objetivos”, ha aseverado Beatriz Mato, quien ha reconocido que “carecíamos de la capacidad para llevar nuestra reclamación por cauces oficiales”.

A la hora de definir su sentir, los afectados utilizan una palabra por encima de cualquier otra: frustración. Este sentimiento se genera como consecuencia de una prohibición cuya principal característica es la de ignorar las recomendaciones de los profesionales. “No sé si habrá algún tipo de interés que nosotros no alcanzamos a entender”, ha afirmado Mato antes de retomar sus críticas: “No entiendo por qué tenemos que hacer pasar a nuestros hijos por la enfermedad”.

De cara al futuro, los afectados han visto en la llegada de Alfonso Alonso al Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad una rendija que invita al optimismo. “Estábamos muy descontentos con Ana Mato porque estaba completamente cerrada en banda y no tenía ninguna intención de hacer nada al respecto; con el nuevo ministro tenemos alguna esperazan más de que las cosas cambien”, ha concluido Beatriz Mato.

ENLACES RELACIONADOS

107.000 ciudadanos piden, con la ayuda de la OJS, que la vacuna de la varicela vuelva a la farmacia (11/03/2015)

La vacuna de la varicela, expulsada oficialmente de las farmacias (02/09/2014)