15 nov 2018 | Actualizado: 19:10

¿Que la farmacia vacune?: “Solo si contratan a un médico”

Para el secretario general de CESM, Francisco Miralles, “hay una separación entre quien prescribe y quien vende que debe mantenerse”

Domingo, 14 de junio de 2015, a las 17:57
Nuria Martín Sanz. Madrid
La propuesta lanzada por el sector farmacéutico de ampliar sus funciones y poder incluso llegar a vacunar en sus oficinas no ha caído nada bien entre los profesionales médicos. En general, se considera un error “flagrante” y la opinión mayoritaria es que se debe mantener el centro de salud como lugar de referencia, pero además consideran que no se dan las circunstancias adecuadas en lo que se refiere a la normativa sobre todo, pero también al ámbito estructural y de formación.

Francisco Miralles, secretario general de CESM; Julián Ezquerra, secretario general de Amyts; Fernando Pérez Escanilla, responsable del Área de Salud Pública de SEMG; y Manuel Linares, miembro del Grupo de Trabajo de Enfermedades Infecciosas y experto en vacunaciones de Semergen.

Quien lo tiene claro es el secretario general de la Confederación Estatal de Sindicatos Médicos (CESM), Francisco Miralles, según relata a Redacción Médica, pues considera que esta opción “solo sería posible si contratasen a un médico. Pero una oficina de farmacia es dispensadora de productos y hay una separación entre quien prescribe y quien vende que debe mantenerse”.
 
Para el máximo responsable de la entidad, “las competencias profesionales las debe delimitar el Ministerio de Sanidad y últimamente está haciendo dejación de funciones, dando expectativas a profesionales como ocurre con la prescripción en Enfermería”. Por ello, zanja, “yo respeto la pretensión de los farmacéuticos, pero creo que el Ministerio debería poner a cada uno en su sitio”.
 
Por su parte, el secretario general de la Asociación de Médicos y Titulados Superiores de Madrid (Amyts), Julián Ezquerra, considera que “sería un error que algo de tal trascendencia se sacase de su contexto natural, que es el centro de salud”. Y añade que “vacunar no es algo sencillo, tiene sus características concretas, y es necesario llevar un control exhaustivo de ello en las tarjetas sanitarias y en el historial clínico”.
 
Como ejemplo pone que se tenga que hacer frente a un caso de crisis alérgica. “Tanto previamente como para poder reaccionar el farmacéutico tendría que tener acceso a la historia clínica del paciente y para ello habría que cambiar la protección de datos, la informatización, los profesionales tendrían que estar preparados y asumir responsabilidades…”. En definitiva, opina Ezquerra, “este tipo de cosas es muy fácil decirlas desde los despachos, pero en el día a día las cosas son más complicadas”.

“Se crearían duplicidades”

Coincide con Ezquerra el responsable del Área de Salud Pública de la Sociedad Española de Médicos Generales y de Familia (SEMG), Fernando Pérez Escanilla, para quien “el referente para la vacunación debe seguir siendo el centro de salud, y creo que sacarlo de allí es una equivocación flagrante”. Una de las razones que aporta es que “sería necesario crear nuevos registros y colocar el personal necesario en las farmacias, todo lo cual crearía duplicidades”.
 
Además, incide el experto, “no se puede generalizar con el tema de las vacunas, pues se le tienen que poner a quien la tenga indicada y puede haber matizaciones en esa prescripción. Incluso puede haber, en casos excepcionales, reacciones adversas, que pueden no tener que ver con el propio fármaco, y debe estar cerca un profesional sanitario”.
 
Quien menos rotundo se muestra es el miembro del Grupo de Trabajo de Enfermedades Infecciosas y experto en vacunación de la Sociedad Española de Médicos de Atención Primaria (Semergen), Manuel Linares, para quien “a priori es una buena idea, pero es prematura”. En su opinión, esta opción “debe darse en un contexto ideal que no se da en las circunstancias actuales y para poder llevarse a cabo queda mucho camino por recorrer”.
 
Y es que, subraya, “no tenemos el nivel legislativo, ni formativo, ni estructural adecuado para ello”. Además, hace referencia a que la farmacia suele poner como ejemplos otros países en los que sí se da esta posibilidad, diciendo que “en aquellos casos hay formación o un médico detrás, pero en España no hay tradición y, además, el marco legal no lo permite”.
 
ENLACES RELACIONADOS

El Colegio de Médicos de Pontevedra, en contra de vacunar en las farmacias (05/06/2015)

La farmacia gallega se plantea vacunar de la gripe (02/06/2015)

La farmacia quiere prescribir y vacunar (18/05/2015)