Redacción Médica
19 de septiembre de 2018 | Actualizado: Martes a las 19:05

Los gerentes alertan de que son los médicos quienes no consensúan las UGC

Destacan experiencias en las que los profesionales “ganan con el trabajo en equipo”

Sábado, 15 de noviembre de 2014, a las 19:29
Javier Barbado / Imagen: Miguel Fernández de Vega. Salamanca
Los gerentes de hospitales y complejos asistenciales de diversas comunidades autónomas han advertido de que su colectivo está de acuerdo en instaurar unidades de gestión clínica (UGC) que den autonomía y liderazgo al médico o sanitario en la atención de los enfermos, pero, al mismo tiempo, son los propios facultativos los que no siempre se muestran conformes con nuevas fórmulas organizativas de la toma de decisiones, y, por otra parte, no siempre obedecen a un líder elegido por ellos en el que deposite su confianza la dirección del centro.

Estas y otras deliberaciones sobre las UGC han tenido lugar durante la primera jornada del VI Encuentro Global de Directivos de la Salud, que se ha celebrado en Salamanca y ha organizado Sanitaria 2000, grupo empresarial editor de Redacción Médica, con la colaboración de Air Liquide, Cardiva, Covidien, Fresenius Medical Care, Gasmedi, Otsuka y Siemens.
 
En este contexto, Rafael López Iglesias, gerente del Complejo Asistencial de Salamanca, ha subrayado que, en todo caso, las UGC se deben adaptar a cada hospital y debe contemplar la remuneración de sus protagonistas: “En el caso de la salud mental de Zamora, donde estuve, debo reconocer que hicimos el ridículo, pues no pagamos nada a los líderes de las UGC”.
 
Algo que tampoco duda el gerente de la Clínica La Luz, Joaquín Martínez, que incluso le ha puesto cifra porcentual a la recompensa que deben recibir los jefes de las UGC: “el 20 por ciento de su salario”.
 
Por su parte, José María del Pino Morales, citó otro ejemplo en el que una sentencia invalidó los compromisos de la Gerencia Regional de Salud con los líderes de las UGC: “No pudimos cumplir el compromiso aunque queríamos hacerlo; la Administración no cumplió con el pago de los incentivos por esa razón”:

Carlos Arenas, Eduardo García Prieto, Eloína Núñez, Joaquín Martínez, Modoaldo Garrido y Rafael López Iglesias.


Eduardo García Prieto, gerente de la Gerencia Regional de Salud de Castilla y León, ha explicado que, en esta autonomía, se promueven iniciativas para afrontar el aspecto estructural de la crisis, y ha citado, entre otras, la gestión por procesos, la mejora de las tecnologías de la información y la comunicación (TIC), y el aporte de mayor protagonismo y “empoderamiento” al sanitario en lo relacionado con la gestión clínica.

Modoaldo Garrido, Carlos Arenas, Eloína Núñez, Eduardo García Prieto, Joaquín Martínez y Rafael López Iglesias.


El gerente del servicio de salud castellanoleonés (Sacyl) ha aludido asimismo a la tramitación de un decreto para regular la gestión clínica que espera esté listo a medio plazo.

Eloína Núñez, Modoaldo Garrido y Joaquín Martínez, durante sus intervenciones en el foro.


Eloína Núñez, gerente de la Gerencia de Gestión Integrada de Ourense, ha recordado que, en Galicia, “somos siete áreas integradas y todos sus responsables pensamos que, con las unidades de gestión clínica [UGC], el directivo gana, no pierde, siempre y cuando el clínico aprenda a mandar”. En su opinión, resulta esencial descentralizar la toma de decisiones, y, en esta línea, citó los servicios de Oncología y de Cuidados Paliativos del complejo que dirige como pioneros en adaptarse a un área de gestión clínica: “Nos sentamos con los profesionales; analizamos la actual situación del servicio y proporcionamos formación para aprender a ser líderes”.

De izq. a dcha.: Eduardo García Prieto, Modoaldo Garrido y Carlos Arenas.

 
A partir de estas premisas, “montamos un acuerdo de gestión que ya empezó a funcionar en 2011 y que incluía indicadores de calidad para evaluar su desarrollo”. En este contexto, “nos encontramos con una parálisis, incluida la presión de los sindicatos”.
 
Para Núñez, no cabe duda de que los directivos “somos vistos como controladores y, por eso, necesitamos traspasar poderes a los profesionales”. En los últimos tres años, en Galicia, tampoco se ha logrado aprobar aún el decreto de UGC a pesar de todas las condiciones cedidas en su redactado (por ejemplo, se proponen sin personalidad jurídica propia).

César Pascual, gerente del Marqués de Valdecilla de Santander; Manuel Huertas, gerente de la Agencia Sanitaria Bajo Guadalquivir; y José María del Pino Morales, director general de Asistencia Sanitaria de Castilla y León, entre los asistentes que participaron.

 
El gerente del Hospital Fundación Alcorcón de Madrid, Modoaldo Garrido, ha coincidido con Núñez en que “nadie se opone a las UGC”, y se ha preguntado si todos los hospitales, por otro lado, poseen la misma posibilidad de implantarlas: “En el que dirijo, ya el 20 por ciento del rendimiento profesional obedece a objetivos, es decir, existe una base previa para esta cultura de autogobierno”, ha señalado.
 
Desde su punto de vista, “desde la OMC hasta la Escuela Nacional de Sanidad o la industria farmacéutica son agentes que están interviniendo en la creación de las UGC”. “Debemos hacerla para disminuir la variabilidad de la práctica clínica; aumentar la seguridad del paciente y potenciar los sistemas de información, entre otros muchos motivos”, ha precisado.

El ejercicio de la Medicina, ¿también equivale a gestionar?

El gerente de la Clínica La Luz, por otra parte, ha opinado que, en puridad, el ejercicio de la Medicina obedece a una gestión en sí misma de la que es responsable el médico. “Se impone la Medicina basada en la evidencia; sin embargo, no todo el mundo está de acuerdo en organizarse conforme a UGC”, tal vez porque “nuestros hospitales siguen una tradición acomodada en su forma de hacer las cosas”.
 
Para este experimentado gestor, el directivo no pierde poder por el hecho de instaurar UGC en un hospital, pero sí resulta necesario “encontrar a una persona que lidere estas unidades así como preguntarse si se va a  incentivar a quienes se responsabilicen de ellas”.

Decreto en Castilla y León para tres formas de UGC
 
López Iglesias también ha reivindicado que el decreto incipiente que define hasta tres líneas de gestión clínica en Castilla y León salga a la luz para “cerrar el círculo” en la génesis de esta forma de autogobierno “que ya se planteaba por el extinto Insalud”.

Para López Iglesias, las UGC no pueden ser “una estrategia para salir del atolladero de la crisis; por el contrario, es una filosofía de mejora continua y un compromiso con el Sistema Nacional de Salud”.
 
Por su parte, el gerente del Área IX-Vega Alta del Segura de Murcia, Carlos Arenas, ha corroborado la dificultad para poner sobre la práctica asistencial las UGC, y ha mencionado su relación personal con el presidente de Facme, Carlos Macaya, como prueba de la sintonía del colectivo de gerentes con los principales promotores de estas iniciativas.






ENLACES RELACIONADOS:

Los directivos deben dar un paso atrás en la gestión en favor de los clínicos (14/11/2014)