Redacción Médica
22 de septiembre de 2018 | Actualizado: Sábado a las 18:10

La atención en Urgencias ‘se lleva la palma’ en crítica ciudadana

Seguida de la Atención Especializada, la Hospitalaria y la de Primaria

Jueves, 30 de julio de 2015, a las 14:25
Cristina Alcalá. Madrid
Urgencias es el servicio que más ha empeorado su atención en los últimos años, pasando del 28 por ciento en 2012 al 43 por ciento de 2014 (un 15 por ciento más en dos años), según la valoración de los usuarios en el último Barómetro Sanitario de CCOO, correspondiente a 2014.

A pesar de tener solo datos de esta atención desde 2012, las Urgencias lideran el servicio con peor fama entre los pacientes, seguido de la Atención Especializada, que pasa del 8 por ciento en 2010 al 37 por ciento en 2014 (+29 por ciento); la Hospitalaria, que crece del 7 por ciento al 36 en los últimos cuatro años (+29 por ciento); y Primaria, cuyo repunte es menor y sube del 8 al 30 por ciento en el periodo estudiado (+22 por ciento).

Porcentaje de los encuestados que consideran que la atención sanitaria ha empeorado. Fuente: CCOO.


Por lo general, la valoración del paciente del funcionamiento del sistema sanitario público es la peor de los últimos años estudiados. En concreto, solo un 62,7 por ciento de los usuarios creen que la sanidad funciona bien o bastante bien, 11 puntos menos que hace cuatro años, cuando registró una percepción del 73 por ciento en 201, frente al 37,3 que no lo valora igual. De hecho, la valoración del usuario de este sistema han fluctuado de forma desigual en los últimos años, pero el de 2014 es el peor dato registrado desde 1998, cuando el 65,24 por ciento de los ciudadanos consideraban que tenían una sanidad buena o bastante buena.

Este repunte se debe, destaca CCOO, a las lagunas en la percepción ciudadana sobre el funcionamiento de la sanidad pública, así como a las acciones de las autoridades sanitarias para reducir las listas de espera y las desigualdades por sexo y por territorios.

Estas cifras contrastan, señala el sindicato, con la valoración que tienen los usuarios del sector sanitario público en términos generales (un 28,3 por ciento así lo considera), destacando este campo solo por detrás del empleo, que ha incrementado en los últimos años por la crisis económica. Los pacientes tienen en cuenta, muy positivamente, la proximidad de los centros de Atención Primaria, la oferta y los medios en la Atención Hospitalaria y Especializada, así como el buen trato recibido por los profesionales sanitarios. Al otro lado de la balanza, los tiempos en la gestión y la espera constituyen los aspectos más críticos del sistema, junto a las carencias de información, según el barómetro de CCOO.

Elección de sanidad pública o privada

El documento también incluye la elección que hace de los usuarios por la sanidad pública o la privada. Una preferencia que se repite en los mismos parámetros que el año anterior: la gran mayoría de los ciudadanos es partidario de acudir a la sanidad pública tanto en Primaria (68,4 por ciento), como en Especializada (53,9 por ciento), Hospitalaria (63,7 por ciento) y Urgencias (63 por ciento).

Elección de la provisión público o privada según el tipo de asistencia en 2014. Fuente: CCOO.


“Tenemos que resaltar, también que esta preferencia por el sector público se ha incrementado en estos últimos años. A pesar de los recortes y de los problemas surgidos como consecuencia de los mismos, la población tiene en mayor porcentaje a señalar la opción pública como la más conveniente en todos los ámbitos de atención”, explica el documento.
Y los motivos se deben por la tecnología y los medios que dispone (70,3 por ciento); la capacitación de los médicos (63,5 por ciento); el de las enfermeras (62,9 por ciento); la información que se recibe sobre sus problemas de salud (51,7 por ciento) y el trato personal que reciben (48,2 por ciento).

Por el contrario, las razones que llevan a los usuarios a elegir la privada se deben por la rapidez en la atención (59 por ciento) y el confort de las instalaciones (50 por ciento), refleja el barómetro.

Datos por comunidades

Las diferencias entre las comunidades autónomas es muy alta, tal y como refleja este barómetro. Por ejemplo, la valoración del sistema es más positiva en Navarra (que alcanza el máximo de valoración con un 80,3 por ciento en 2014) frente a Canarias, que alcanza el mínimo (con un 42,2 por ciento en el mismo año). Comisiones Obreras también destaca la situación de Ceuta y Melilla, que en solo un año han duplicado la percepción de empeoramiento. En concreto, Ceuta pasa del 5,49 por ciento en 2013 al 9,8 por ciento en 2014, y Melilla, del 5,88 por ciento al 10,6 por ciento en el mismo periodo estudiado.

Asimismo, dos de estas comunidades estudiadas (Ceuta y Canarias) son las únicas donde la valoración es tan negativa, que el usuario considera que el sistema sanitario habría que rehacerlo o que necesita cambios fundamentales, frente a Navarra, que repite por tener una baja proporción de la población opinando así.

Por otro lado, el barómetro también incluye una tercera pregunta sobre el grado de satisfacción del sistema público por parte del paciente, siendo la nota media en 2014 del 6,31, un 1,6 por ciento menos que el año anterior y un 4 por ciento menos que en 2010.

ENLACES RELACIONADOS:

Acceda al Barómetro Sanitario de CCOO de 2014

Las listas de espera, el ‘caballo de batalla’ electoral de CCOO (13/04/15)