Redacción Médica
21 de julio de 2018 | Actualizado: Viernes a las 18:30
Jueves, 04 de abril de 2013, a las 16:36

Redacción. Zaragoza
Los cinco grupos parlamentarios de las Cortes de Aragón han urgido al Gobierno a poner en funcionamiento la unidad pública de hospitalización infanto-juvenil para procesos agudos de salud mental con todos los medios humanos y materiales necesarios. La Cámara ha aprobado dos de los cinco puntos de una moción de Izquierda Unida enmendada por el PSOE en la sesión plenaria de este jueves.

Patricia Luquin.

En el segundo punto aprobado, el Parlamento ha instado al Ejecutivo aragonés a garantizar a la mayor brevedad una planificación "mínima" de los proyectos educativos en los que se interviene con menores, al objeto de establecer con homogeneidad los criterios y adecuar los objetivos a los resultados de las evaluaciones realizadas por los profesionales responsables de desarrollar esta intervención, de forma que cada menor tenga su programa individualizado y cada centro su proyecto.

Se ha rechazado otro punto, con los votos de PP y PAR, otros tres puntos, en los que IU solicitaba que se adoptaran los mecanismos necesarios para adecuar los recursos a las medidas necesarias y que se reformulase el acuerdo marco del servicio público de atención a menores, publicado en el BOA el 20 de enero pasado, de forma que se adecúen los precios al coste del servicio, que incluya un módulo terapéutico.

Tampoco ha sido aprobado otro punto en el que IU ha expresado su preocupación por el incremento de la medicalización y ha exigido que se medique a estos menores con un diagnóstico médico previo. "El objetivo prioritario es el interés del menor", ha dicho la diputada Patricia Luquin, quien ha afirmado que con la reformulación del acuerdo marco "lo que se hace es recortar y abaratar las plazas contratadas" y se rebajan las categorías profesionales de los trabajadores que atienden a estos menores, lo que es "un mal camino". La portavoz de CHA, Nieves Ibeas, ha apoyado la iniciativa de IU.

La parlamentaria socialista María Victoria Broto ha defendido las enmiendas, en las que su Grupo ha exigido que cada menor tenga un programa individualizado y cada centro un proyecto propio y que la unidad de hospitalización tenga carácter público. El diputado del PAR, Manuel Lorenzo Blasco, ha afirmado que se está realizando "un trabajo correcto" con este colectivo y ha defendido dos enmiendas, una de estilo, y otra la supresión de parte del segundo punto, en el que IU afirmaba que actualmente se adapta este servicio a los costes y no al revés.

La parlamentaria del PP, Marián Orós, ha opinado que en esta materia "no se está escatimando ningún esfuerzo ni ningún recurso" y que el Gobierno autónomo garantiza la planificación mediante protocolos y guías para los profesionales.

Unidad de Ortogeriatría en el Hospital Nuestra Señora de Gracia de Zaragoza
Por otro lado, el pleno de las Cortes  ha aprobado pedir al Ejecutivo autonómico potenciar fórmulas innovadoras de gestión eficiente y sostenible en el marco de un modelo público de gestión y dentro de un nuevo espacio sociosanitario que mejore la calidad asistencial y disminuya las situaciones de dependencia de las personas mayores, como la creación de una Unidad de Ortogeriatría en el Hospital Nuestra Señora de Gracia o la centralización de dichos servicios en este hospital.