Redacción Médica
21 de julio de 2018 | Actualizado: Sábado a las 12:00

Las constructoras miran al ladrillo sanitario

Seopan pretende enmendar el “déficit” español en materias como el número de camas

Viernes, 23 de octubre de 2015, a las 10:23
Redacción. Madrid
Los efectos de la crisis han provocado un cambio de rumbo en las prioridades de las grandes constructoras. Si antes consideraban que la llave del crecimiento estaba en las viviendas y grandes infraestructuras, ahora creen que lo necesario para no perder el tren de la competitividad es apostar por la sanidad y otros elementos del estado de bienestar. Para ello reclaman una inversión anual de hasta 54.000 millones de euros que se destinarían, entre otros elementos, a la creación y mejora de los hospitales del Sistema Nacional de Salud (SNS).

Julián Núñez, presidente de Seopan.

En un informe centrado en las principales asignaturas pendientes de la inversión, la patronal de constructoras Seopan y la consultora A.T. Kearney señalan a los equipamientos sociales como hospitales, depuradoras o redes de telecomunicaciones y energía como principales elementos a fomentar. En el caso de la sanidad, esta necesidad queda reflejada en el hecho de que la dotación de camas hospitalarias se encuentre un 25 por ciento por debajo de la de países como Alemania, Reino Unido o Francia.

El objetivo de la inversión solicitada por las constructoras, que supera en un 72 por ciento a la actual, persigue superar el déficit del país en este tipo de dotaciones públicas, aumentar su competitividad y contribuir tanto al bienestar de los ciudadanos como a la recuperación económica. Tanto es así, que estiman entre 500.000 y 750.000 el número de puestos de trabajo anuales que se podrían crear de aplicarse estas medidas.

Además de la sanidad, los sectores señalados por la Seopan son los del agua, la energía, la educación, la justicia, el transporte, la logística, el medioambiente, las telecomunicaciones, la digitalización y el urbanismo. A ellos se refiere no solo en términos de creación de nuevas infraestructuras, sino también de actualización de los ya existentes. Para ello proponen una inyección inmediata de 6.000 millones de euros, de los cuales 1.000 irían destinados a las instalaciones sanitarias.

Financiación con capital privado

En cuanto a la financiación de estas inversiones, las constructoras aseguran contar con capacidad para afrontar "el 100%" del incremento de inversión que proponen con capital privado, si bien también abogan por un aumento del presupuesto público. La patronal del sector reclama que España modifique la actual legislación de inversión privada de infraestructuras para articular "un marco regulador adecuado, estable y seguro, que permita atraer a la gran capacidad de inversión que actualmente presentan grandes fondos extranjeros".

ENLACES RELACIONADOS

La crisis pincha la burbuja del ladrillo sanitario (09/03/2015)