17 nov 2018 | Actualizado: 11:55

La UB producirá una vacuna contra el VIH para un ensayo clínico liderado por el Clínic

Es una terapia personalizada que se obtiene a partir de las células del propio paciente

Martes, 14 de abril de 2015, a las 18:26
Redacción. Barcelona
La Unidad de Investigación y Desarrollo del Programa de Terapia Celular de la Universidad de Barcelona (UB) producirá una vacuna celular contra el VIH para un ensayo clínico de fase II liderado por el Hospital Clínic de Barcelona, según ha revelado en rueda de prensa el vicerrector del centro universitario, Jordi Alberch.

Jordi Alberch.

El desarrollo será posible después de que la UB se haya convertido en el primer centro del Estado acreditado por la Agencia Española del Medicamento y Productos Sanitarios para producir fármacos de terapia avanzada con virus del VIH, cuyo coordinador, Josep Maria Canals, ha destacado el “importante avance” que supone esta distinción.

La nueva vacuna se producirá en la sala blanca de la Unidad de Investigación y Desarrollo, que forma parte del Programa de Teràpia Celular de la UB (TCUB), y debe permitir “la curación funcional” de los pacientes ya infectados, ha destacado el consultor senior del Servicio de Infecciones del Clínic, Felipe García.

Esta terapia es “totalmente personalizada”, “ya que se obtiene a partir de las células del propio paciente”, y ya ha sido probada en un anterior estudio clínico con 36 pacientes que permitió demostrar una eficacia del 94 por ciento, ha concretado García, que ha destacado que el 6 por ciento restante de eficacia se debió a que la vacuna se inyectó bajo la piel y no directamente en los ganglios.

El ensayo clínico que arrancará en septiembre con 36 pacientes del Clínic corregirá esta situación ya que se inyectará la vacuna celular desarrollada en la UB directamente en los ganglios de 16 pacientes infectados.

Canals ha concretado que la vacuna terapéutica requiere un año de preparación y debe ser administrada a los pacientes antes de 30 minutos para que tenga toda su efectividad, “por lo que la cercanía entre el Clínic y la UB es esencial para no tener que congelar las muestras y poder dar el mejor tratamiento”.