Redacción Médica
21 de julio de 2018 | Actualizado: Viernes a las 18:30

La crisis ‘quema’ la salud de los profresionales sanitarios

El aumento de la carga de trabajo incide en el estrés y en el número de bajas de los profesionales

Lunes, 28 de abril de 2014, a las 16:24
Jesús Vicioso Hoyo. Madrid
Las principales centrales sindicales señalan la sobrecarga de trabajo como uno de los principales factores que inciden, negativamente, en la salud de los empleados del sector sanitario. La crisis ha propiciado el aumento de la carga de trabajo y esto repercute no solo en la merma de la atención asistencial, sino en un mayor número de bajas. Pasa factura, de igual forma, que se tomen menos medidas de prevención de riesgos laborales, tal y como aseveran representantes sindicales a Redacción Médica en el Día Mundial de Seguridad y Salud en el Trabajo.

Fernando Molina, Antonio Cabrera, Pilar Bartolomé y Rafael Reig.

“Los trabajadores sanitarios están totalmente agobiados, quemados, porque tienen una sobrecarga que es enorme”, expresa el presidente nacional del sector de Sanidad de la Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF), Fernando Molina. Una de las apuestas de esta organización es hacer un ‘auténtico’ plan de recursos humanos. “En el que se reflejen las necesidades reales de cada uno de los centros o de todo el Sistema Nacional de Salud, para tener en cuenta tanto los picos asistenciales de épocas como invierno, como las sustituciones reguladas que tiene que haber”, añade Molina. La actual situación laboral afecta, según el responsable de la CSIF,  en la ‘presión asistencial’, que es mucho más alta. “La sanidad está saliendo adelante por el celo profesional de los trabajadores, que tienen una gran vocación. La administración lo sabe y abusa de ello, pero llegará el momento en el que se acabe. La desmotivación y la falta de incentivos ya está pasando factura”, manifiesta.

La agresión a los empleados del sector y el reconocimiento de las enfermedades profesionales que no lo están hoy en día es, para Comisiones Obreras el reto al que enfrentarse en una jornada como esta. “Hay en marcha ya un grupo de trabajo que analiza los preocupantes números de las agresiones. Y también proponemos que se aborde el asunto de las enfermedades profesionales que no estén consideradas todavía como tal”, asevera Antonio Cabrera, secretario general de la Federación de Sanidad y Sectores Sociosanitarios de CCOO. A este respecto, Cabrera señala, de igual manera, que las “consecuencias nocivas” para los trabajadores del gremio que tienen los recortes por culpa de la crisis. “Hay más carga de trabajo, menos profesionales, menos servicio de limpieza, se incrementan las infecciones en los hospitales…Este es el momento en el que los servicios de prevención tienen que tomar mayor protagonismo”, concluye.

Apuesta por la cultura de la prevención

También la Confederación Estatal de Sindicatos Médicos (CESM) advierte del exceso de trabajo del sector y de las singularidades de cada rama del sector, de ahí que insista en su petición de una horquilla de jubilación entre los 60 y los 70 años, según la especialidad. “No es lo mismo un médico rural que uno de quirófano o de laboratorio”, indica Pilar Bartolomé, secretaria de Salud Laboral de la CESM. Al tiempo,  la CESM incide en otro importante aspecto a propósito del Día Mundial de la Seguridad y la Salud en el Trabajo: la cultura de la prevención de riesgos laborales en el sector sanitario. “Algunas comunidades no tienen aún planes de prevención, o si los tienen, no los desarrollan, y en otras lo han tenido que hacer tras las denuncias sindicales. Por ello, pedimos que haya una homogeneización de este tipo de normas que son clave para el presente y el futuro de los profesionales sanitarios”, apunta.

Precisamente, la seguridad y la integridad del personal es la principal preocupación actual del sindicato de enfermería Satse, ya que, según afirma, es el colectivo sanitario con mayor número de accidentes. Además, este aspecto se suma a la sobrecarga. “Estamos en una situación que ha empeorado notablemente a raíz de los distintos recortes en recursos humanos y materiales impuestos en los últimos años por las diferentes administraciones públicas. Hoy en día, los profesionales tienen una mayor sobrecarga de trabajo que conlleva una mayor accidentabilidad”, Rafael Reig, secretario general de Acción Sindical de Satse. En cuanto a la situación actual existente en España respecto otros países, el sindicato apunta que existe “una vinculación directa entre el número de profesionales de enfermería existentes y el riesgo de accidentes”. “Creemos que, dado que España cuenta con una ratio de enfermeras por mil habitantes muy por debajo de la media, la situación es peor”, indica Reig.

NOTICIAS RELACIONADAS:

Crece un 4% la siniestralidad laboral en el sector sanitario (17/04/14)