Redacción Médica
26 de septiembre de 2018 | Actualizado: Martes a las 21:50

Desciende a 42,1 días el tiempo medio de espera para operarse

Se mejora así el cierre del 2015, cuando el ratio en la comunidad era de 45

Miércoles, 09 de marzo de 2016, a las 16:08
Redaccción. Logroño
El director del Área de Salud, Juan Ramón Rábade, ha señalado sobre el Plan de Gestión que esperan que sirva para que la bolsa de lista de espera, que es "bastante baja en La Rioja sea aún así la menor posible".

Juan Ramón Rabade.

A 31 de diciembre de 2015, había 1.362 personas en estas listas en la región; siendo una de las regiones que tiene establecidos "100 días como espera máxima, frente a los 180 que permitía el Decreto nacional". En ese contexto, la demora media a finales de febrero se situó en 42,1 días en La Rioja, cuando al cierre del 2015 la ratio era de 45 (87 en el sistema nacional de Salud en 2014).

En referencia a los pacientes que deciden no operarse en la clínica de Los Manzanos -con este centro privado el Gobierno de La Rioja mantiene una serie de conciertos sanitarios- "no son penalizados" en las listas de espera de la sanidad riojana.

Ha señalado que los pacientes, dentro de "su legítima opción" a no ser intervenidos en un centro concertado, 321 el año pasado- "no deben perder su orden en la lista de espera", para que "entre en la programación del centro público cuando les vaya a tocar".

Rábade ha hablado asimismo del Plan de Gestión que contempla cinco ejes importantes que tienen que ver con la gestión de la propia demanda asistencial; con la gestión administrativa y clínica; con la capacidad de responder y resolver los casos que se generen; con la gestión de las salidas de las listas; y sobre la transparencia.

El Plan establece la publicación mensual de indicadores de listas de espera, que prevén que podría estar desarrollado en este primer semestre del año, y otra medida, como es la puesta en marcha de un "visor individualizado" de las listas de espera, con la que el paciente podría conocer "fecha aproximada o concreta de cuándo se desarrollará su atención".

Se trata, ha explicado Rábade "de convertir la incertidumbre en certidumbre", algo que "se logra con sistemas que permitan la consulta personal a la hora de elegir servicios y optar por lo que más te convenga, en función de los tiempos de demora y otros parámetros que iremos incorporando", así "como poder consultar en tiempo real cuál es tú posición".