12 nov 2018 | Actualizado: 18:50
Martes, 12 de marzo de 2013, a las 15:16

Redacción. Valencia
El consejero de Sanidad, Manuel Llombart, ha inaugurado el nuevo Laboratorio del Hospital Universitario de La Ribera, en cuya reforma y equipamiento el centro hospitalario ha invertido más de 2 millones de euros.

Manuel Marín, gerente de La Ribera; y Manuel Llombart, consejero de Sanidad, visitan las nuevas instalaciones.

El nuevo Laboratorio del Hospital de La Ribera es fruto de la reforma y modernización del anterior, existente desde la puesta en marcha del centro hospitalario. Del total de la inversión realizada, 210.000 euros se han destinado a la obra de adecuación y reforma, mientras que 1,8 millones de euros se han invertido en dotar al Laboratorio de tecnología de última generación con un avanzado software y maquinaria de gestión y análisis.

Según ha destacado Manuel Llombart, “los hospitales de la Comunidad han mostrado siempre una preocupación capital por mantenerse a la vanguardia en la incorporación de nuevos equipos, que permitan ofrecer a los ciudadanos una asistencia sanitaria moderna, innovadora, eficaz y de la más alta calidad”.

De esta forma, el nuevo laboratorio del Hospital de La Ribera se ha dotado de robots y sistemas inteligentes de gestión, entre los que destaca una cadena robotizada de distribución de muestras, de 13 metros de largo, con 2 alimentadores y 7 analizadores automáticos, que permite automatizar totalmente la carga y descarga de muestras, minimizando la posibilidad de cometer errores y las duplicidades y mejorando las medidas de seguridad laboral, ya que los tubos necesitan mucha menor manipulación por parte del personal técnico.

Además, el nuevo laboratorio va a permitir al centro hospitalario ampliar su cartera de servicios, asumiendo pruebas, especialmente de carácter inmunológico, que antes se enviaban a centros de referencia para su determinación, lo que también repercutirá en la rapidez a la hora de proporcionar a los pacientes sus resultados. De esta forma, el Hospital de La Ribera dispondrá de un laboratorio único, centralizado e integrado, con un nivel de complejidad propia de un hospital de referencia.