Redacción Médica
23 de julio de 2018 | Actualizado: Domingo a las 19:30

La responsabilidad social sociosanitaria busca hueco en la agenda legislativa

Parlamentarios respaldan la iniciativa planteada por el director ejecutivo de Inidress

Martes, 10 de febrero de 2015, a las 19:36
Redacción / Imagen: Miguel Fernández de Vega. Salamanca
La estrategia nacional de responsabilidad social de las empresas pese a sus aspectos positivos, tiene una carencia ante el desarrollo de la Responsabilidad Social Sociosanitaria (RSS). De ahí que los participantes en la tertulia monográfica, moderada por José María Pino, director ejecutivo del Instituto de Innovación y Desarrollo de la Responsabilidad Social Sociosanitaria (Inidress), hayan planteado su futuro desarrollo legislativo durante el VI Encuentro Global de Parlamentarios de Sanidad, organizado por Sanitaria 2000 en colaboración con Novartis y Chiesi.

José María Pino, director ejecutivo de Inidress y presidente de Sanitaria 2000; Mario Mingo, presidente de la Comisión de Sanidad del Congreso de los Diputados; Encarnación Llinares, portavoz del Grupo Socialista en la Comisión de Sanidad del Senado, y Alberto Reyero, diputado de UPyD en la Asamblea de la Comunidad Madrid.


“Cuando hablamos del ámbito sociosanitario, la responsabilidad social cambia y, por tando, debería llamarse de otra forma. Y eso es lo que tratamos de implementar, animando a los legisladores a que cambien ese concepto”, ha expresado Pino en el debate que ha contado con la presencia del presidente de la Comisión de Sanidad del Congreso de los Diputados, Mario Mingo; la portavoz del Grupo Socialista en el órgano homónimo del Senado, Encarnación Llinares, y el diputado de UPyD en la Asamblea de Madrid Alberto Reyero.

Pino apunta las conclusiones del debate.

Mingo ha valorado la propuesta lanzada sobre la mesa y ha cogido el espíritu que envuelve la RSS: “Todos estamos aquí para devolverle a la sanidad parte de lo que la sociedad nos ha dado”, subrayado. Por su parte, Llinares ha reconocido que para documentarse para el foro solo ha encontrado documentación de Inidress, ente al que ha felicitado por su labor, y también se ha mostrado a favor del concepto presentado en el cónclave de los parlamentarios sanitarios.

“Desde las empresas del ámbito sanitario, sociosanitario, social, las industrias farmacéuticas, las de la tecnología, pero también las instituciones de alguna forma algo tenemos que hacer para que sus beneficios repercutan en la sociedad. Y que se haga en dos ámbitos: en la investigación y en la innovación, y, sobre todo, en el fomento de la igualdad, de la cohesión social, de la equidad que revierta en aquellas personas más vulnerables y que más lo necesitan”, ha manifestado la senadora socialista, quien también ha señalado que estas propuestas pueden materializarse a través de proyectos de cooperación, no solo a nivel nacional, sino también internacional.

El parlamentario de UPyD ha asegurado que las empresas “deberían tener una responsabilidad social distinta”, que no incluya solo medidas laborales. “Hay cosas que van más allá: las de acción social, de voluntariado…”, ha esgrimido Reyero.

Desarrollo transversal

El director ejecutivo de Inidress y presidente de Sanitaria 2000 ha aseverado, al respecto, de que si hay acuerdo general sobre que el ámbito sociosanitario es distinto de las líneas de acción del actual marco general normativo, hay que incidir sobre su desarrollo. También ha subrayado que la actual responsabilidad social depende del Ministerio de Empleo, a lo que ha planteado a los debatientes que en materia sanitaria “no puede ser así”.

Mingo ha dicho que la RSS debería ser auspiciada por “el Gobierno en su conjunto”, ya que, a su juicio, se trata de un “criterio transversal”. Llinares ha postulado que el Ministerio de Sanidad tiene la llave en este sentido, y que, por tanto, debería impulsar una estrategia o un plan específico, liderado por el Ejecutivo central pero en el que igualmente estén presentes las comunidades autónomas. “Lo más importante es priorizar el ámbito de la salud”, ha recalcado el presidente de la Comisión de Salud de la Cámara Baja.

Pino ha apostillado que los “grupos de interés” dependen de dónde trabajen las empresas y entidades, y que los del ámbito de la salud son, por tanto, específicos. Reyero ha rebatido el planteamiento de lo que engloba el ‘ámbito sanitario’, porque, a juicio del diputado de la formación magenta, no comparten grupo de interés las empresas farmacéuticas y los hospitales, por poner unos ejemplos. Sin embargo, Pino ha afirmado lo contrario: “Todos los que trabajamos en el ambiente sociosanitario, el interés debería ser el mismo”. “El grupo de interés de la RSS es el paciente”, ha concluido.

Finalmente, Mingo ha pedido a los parlamentarios asistentes que en las próximas asambleas y parlamentos que salgan tras las próximas elecciones y se ponga la RSS en la agenda legislativa. “Tomamos nota”, ha dicho Llinares.

ENLACES RELACIONADOS:

Historia clínica interoperable, pero restringida (10/02/15)

El sueldo, un obstáculo para reclutar gerentes (09/02/15)

El retorno del secretario general (09/02/15)

El paciente exige menos barreras administrativas para desplazarse (09/02/15)

Sanidad tiende la mano a los estudiantes para ‘afinar’ la troncalidad (08/02/15)

Faisem, ejemplo de lucha contra la estigmatización (08/02/15)

Rivero: “No evaluamos lo suficiente los resultados de la introducción de la innovación farmacológica” (07/02/15)

La sanidad tiene ‘mucho trabajo por hacer’ en las redes sociales (07/02/15)

Rubén Moreno: “El sistema sanitario no acaba en nuestras fronteras” (06/02/15)