Ha generado una red de recursos coordinados con los servicios de Salud Mental de Andalucía



08 feb 2015. 12.05H
SE LEE EN 1 minuto
Redacción / Imagen: Miguel Fernández de Vega. Salamanca
Andalucía cuenta con un instrumento específico para el desarrollo de programas de apoyo social a personas con discapacidades derivadas de padecer trastornos mentales graves desde 1993. Marcelino López, director de programas, Evaluación e Investigación de la Fundación Pública Andaluza  para la Integración Social de Personas con Enfermedad Mental (Faisem) ha analizado la evolución de esta organización como ejemplo sociosanitario innovador.

Marcelino López.

La atención a personas con discapacidades derivadas de padecer trastornos mentales graves exige entre otras cosas desarrollar programas de apoyo social en áreas de alojamiento, soporte cotidiano y empleo y coordinarlos con los servicios sanitarios especializados en salud mental.

Faisem se manifiesta como una estrategia razonable para cubrir esas necesidades en una comunidad autónoma que apostó decididamente por la atención comunitaria.

Para ello ha generado una red de recursos públicos orientados a la recuperación, situados en contextos comunitarios y de inclusión social, coordinados con los servicios de Salud Mental y articulados con los recursos y actuaciones del Sistema para la Autonomía y la Atención a la Dependencia, interactuando y apoyando a los movimientos asociativos y con un coste sostenible, incluso en situaciones complicadas como la actual.

Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.