18 nov 2018 | Actualizado: 19:00

La sanidad tiene ‘mucho trabajo por hacer’ en las redes sociales

Consultas electrónicas y perfiles oficiales “ágiles y creativos”, algunas de las recetas expuestas

Sábado, 07 de febrero de 2015, a las 12:33
Redacción / Imagen: Miguel Fernández de Vega. Salamanca
Dos profesionales sanitarios expertos en el uso de las nuevas tecnologías y dos políticos ‘tuiteros’ han analizado el papel que tienen las redes sociales en el ámbito de la sanidad y la conclusión a la que han llegado es clara: se están dando pasos, cada vez más reseñables, pero todavía hay mucho trabajo por hacer. Así lo han manifestado en una tertulia durante la sexta edición del Encuentro Global de Parlamentarios de la Sanidad, que se celebra en Salamanca, organizado por Sanitaria 2000 en colaboración con Novartis y Chiesi.

José María Alonso, diputado popular cántabro; José María Cepeda, enfermero; Iñaki Moreno, responsable de Medios Sociales de Sanitaria 2000; Gracia Fernández, diputada socialista por Almería, y Vicente Baos, médico de Familia. 


Una de las principales carencias evidenciadas por los participantes ha sido que las Administraciones sanitarias van a un ritmo distinto, casi siempre por detrás, de la evolución de la ciudadanía, sobre todo de la más joven, en esta área. “Hay administraciones que están entendiendo los cambios que se están produciendo, mientras que otras no se enteran muy bien y van a rebufo”, ha manifestado José María Cepeda, enfermero vallisoletano e influyente bloguero, durante la mesa moderada por Iñaki Moreno, responsable de Medios Sociales de Sanitaria 2000.

Moreno da las claves de la tertulia.

“Las redes en salud son una realidad. No podemos darle la espalda ni estar en otra realidad”, ha expresado la diputada socialista por Almería Gracia Fernández, quien ha abogado por usar las redes sociales como “complemento” a la información habitual.

La parlamentaria ha puesto sobre la mesa una interesante propuesta, emulando la práctica existente en algunos hospitales en los que había profesionales que se “apuntaban” para hacer consultas telefónicas, y que ahora lo podrían hacer, pero para consultas “electrónicas”. También ha puesto ejemplos reales de prolongación de actividades físicas en la Red, como iniciativas puestas en marcha por la Escuela Andaluza de Pacientes, que mantienen su vínculo digital.

Pero dar el salto definitivo a los medios sociales y a las herramientas tecnológicas más vanguardistas ciertamente no es fácil, y el diputado popular cántabro José María Alonso ha reconocido que “la formación es clave”, y que, sin embargo, no todo el mundo sanitario tiene las nociones suficientes. “Aunque la Administración se está poniendo al día, poco a poco”, ha destacado Alonso, quien ha también ha puesto un ejemplo novedoso, como el del seguimiento de heridas a través del popular programa de mensajería Whatsapp. “Los profesionales se pueden beneficiar del uso de herramientas alternativas para intercambiar información entre médicos y con los pacientes”, ha afirmado, al respecto, Cepeda.

Agilidad, inversión y creatividad, las recetas

El médico de Familia y también bloguero Vicente Baos ha lanzado varios ‘avisos a navegantes’, y entre ellos al departamento dirigido por Alfonso Alonso en cuanto a su uso de la red de los 140 caracteres. “La cuenta de Twitter del Ministerio de Sanidad es ridícula. Solo interesa a los periodistas”, ha criticado, a lo que, a renglón seguido, Iñaki Moreno ha apuntado una exitosa cuenta de la propia institucional, la de la Policía Nacional, que se ha convertido en todo un referente mundial. “Una administración que no sea ágil en la disposición de todos los profesionales de todas las capacidades que hoy es una administración torpe, sobre todo aquella que limita al profesional en la consulta el acceso a ciertas páginas de internet”, ha aseverado, al tiempo que ha pedido una profunda reflexión en torno a estas cuestiones.

Cepeda, Alonso, Fernández y Baos, durante su intervención.


“Cualquier profesional sanitario que viva ajeno a la utilización de redes como fuente de información y comunicación está obsoleto y ‘prejubilable’. Hoy en día es intolerable, es como si todavía usásemos la máquina de escribir”, ha expuesto Baos, junto a tres recetas a seguir: “Agilidad, inversión y creatividad”, reglas básicas para engancharse a un carro que ya no tiene vuelta atrás.






ENLACES RELACIONADOS:

Rubén Moreno: “El sistema sanitario no acaba en nuestras fronteras” (06/02/15)