19 nov 2018 | Actualizado: 12:10

La Princesa incorpora la biología molecular para la detección precoz del cáncer de próstata

El hospital amplía la oferta de pruebas analíticas a los pacientes

Lunes, 16 de febrero de 2015, a las 14:53
Redacción. Madrid
El Laboratorio de Análisis Clínicos del Hospital de La Princesa cuenta con nuevas técnicas de biología molecular para la detección precoz del cáncer de próstata (PCA3) y su evolución, así como algunos marcadores genéticos cuya presencia significa una predisposición a padecer cierto tipo de enfermedades.

Miguel Andrés Molinero, gerente de La Princesa.

Otras técnicas especiales que se han introducido son la cuantificación de niveles de fármacos biológicos en sangre que ayudan a predecir su efecto u otras determinaciones que marcan qué tipo de pruebas son necesarias para el diagnóstico de enfermedades inflamatorias intestinales, como la colitis ulcerosa o enfermedad de Crohn, o la obtención de biomarcadores de la enfermedad de Alzheimer.

Así lo ha explicado este lunes el consejero de Sanidad, Javier Maldonado, durante una visita a las instalaciones, que han sido remodeladas y que han incorporado nuevas técnicas para este laboratorio.

Maldonado ha detallado que la reforma estructural y tecnológica se puso en marcha en el año 2012 y ha permitido mejorar la organización y la eficiencia del servicio y ampliar la oferta de pruebas analíticas a los pacientes.

La obra, con una inversión de 174.800 euros, ha posibilitado crear un laboratorio “moderno, inteligente y totalmente automatizado”, lo que ha permitido realizar un total de 4.510.000 determinaciones analíticas el pasado año en el hospital correspondientes a 313.000 pacientes, tal y como ha explicado el consejero.

Los 385 metros reformados constituyen un área única de trabajo denominada ‘Laboratorio Core’. “Este laboratorio está incluido en el proyecto Madrid Laboratorio Clínico, que se puso marcha en nuestra Comunidad en el año 2013. Un proyecto desarrollado en colaboración con los profesionales, y que ha permitido en los últimos dos años diseñar una cartera de servicios común e implementar protocolos comunes, consiguiendo una mejor organización del sistema, una mayor optimización de los recursos y un aumento de la calidad en los laboratorios clínicos de nuestra región”, ha detallado el consejero.

Maldonado ha añadido que la nueva organización conlleva una mejora en los tiempos de respuesta del laboratorio, lo se traduce en que el médico peticionario de la prueba, y por tanto también el paciente, obtienen pronto la información sobre el resultado de la analítica. Los tiempos logrados de 20 minutos como mínimo y 59 como máximo son óptimos según los parámetros de calidad de respuesta de resultados o “gold estándar”.