Redacción Médica
26 de septiembre de 2018 | Actualizado: Martes a las 21:50
Viernes, 04 de septiembre de 2015, a las 10:45
Redacción. Vigo
Cerca de 200.000 personas se han manifestado en Vigo con el objetivo de defender la sanidad pública y reclamar la dimisión de la consejera del ramo, Rocío Mosquera, tras los problemas asociados a la puesta en marcha del nuevo hospital de la ciudad, el Álvaro Cunqueiro.

El presidente de la junta de personal del Chuvi, Ángel Casemelle, ha celebrado el apoyo popular a la convocatoria, ya que refleja que “los ciudadanos no están satisfechos con el nuevo hospital”. “La gente no quiere un hospital privatizado y recortado. No entendemos que sigan en su cargo la consejera y el gerente", ha proclamado.

Un momento de la manifestación en Vigo.

La organización ha exigido que de forma “urgente” se paralice el traslado de recursos al nuevo hospital y que los técnicos de sanidad hagan una evaluación de los problemas que existen con el fin de que se inicie cuanto antes el proceso de rescate de la concesión tras el fallecimiento de una mujer ingresada en la UCI del centro.

Entre otras autoridades, en la manifestación han estado presentes el alcalde de Vigo, Abel Caballero; la presidenta de la Diputación de Pontevedra, Carmela Silva; el líder del PSdeG, José Ramón Gómez Besteiro; su homólogo del BNG, Xavier Vence; la diputada de AGE Eva Solla y otros diputados y concejales.

“Todo lo que había advertido el PSOE, desgraciadamente se ha convertido en una triste realidad", ha declarado el líder socialista; mientras que Gómez Besteiro ha evidenciado que "esta era la gran obra" del presidente de la Xunta y ha dicho que "él es el que tiene que liderar la situación, porque es el verdadero y único responsable de lo que pasa".

"Rocío Mosquera no puede seguir un minuto más" al frente de la consellería y "debe dimitir inmediatamente", ha denunciado.

O'Mega pide el retorno a sus hospitales de origen de los enfermos inmunosuprimidos

Por su parte, el sindicato O'Mega ha pedido el retorno a sus hospitales de origen de los enfermos inmunosuprimidos que han sido trasladados al nuevo hospital de Vigo ante sus sospechas sobre "las condiciones higiénico-sanitarias" del nuevo hospital.

"Las condiciones actuales son un claro riesgo", ha alertado, mientras ha sugerido que la paciente fallecida podría haber sufrido el contagio del hongo en el propio hospital, desmintiendo así la versión del Sergas.