22 nov 2018 | Actualizado: 12:00

La homeopatía funciona al revés de los fármacos: primero vende y luego investiga

Los expertos solicitan mayor investigación que demuestre las propiedades científicas de la homeopatía

Viernes, 02 de octubre de 2015, a las 19:01
José A. Puglisi. Imagen: Joana Huertas. Madrid
Equidad. Esa ha sido la postura que ha sostenido Vicente Baos, especialista en Medicina de Familia y Comunitaria, durante el debate ‘La homeopatía en la ecuación de la salud’. “La homeopatía deberá cumplir con los procesos de fabricación y calidad de las farmacéuticas y pasar de la fase uno a la cuatro como el resto de los productos”, ha apuntado. En este sentido, ha recalcado la importancia de contar “con un procedimiento de rigor científico, indiferentemente de si en el sector homeopático cuenta con la excusa de la falta del dinero o tiempo”.

Vicente Baos, especialista en Medicina de Familia y Comunitaria; José Miguel Mulet, profesor titular de biotecnología de la Universidad Politécnica de Valencia; Sergio Abanades, director médico de la clínica de Omegazeta de Barcelona; Peter Fischer, director del Royal London Hospital for Integrated Medicine; y Joaquín Casariego, presidente de Aldebarán Foundation.


José Miguel Mulet, profesor titular de biotecnología de la Universidad Politécnica de Valencia, ha respaldado su postura. “En la homeopatía primero se sacan los productos y luego se realizan las investigaciones científicas. Un proceso que sería impensable dentro del sector farmacéutico”, explica. La razón radica, según indica, “en que son productos que generan el mismo efecto que el placebo, careciendo de la comprobación científica sobre los efectos que generan sobre una enfermedad determinada”.

Sin embargo, no todos coinciden en este punto. El director del Royal London Hospital for Integrated Medicine, Peter Fischer, apunta que “hay estudios que demuestran una diferenciación con el efecto placebo, así como otros metaanálisis donde se evidencia el potencial de la homeopatía”. En este sentido, ha precisado que “en Alemania y Francia se han comparado los tratamientos tradicionales con los homeopáticos y el resultado ha sido una reducción en el número de fármacos consumidos por los pacientes que padecen de dolores músculo esqueléticos, problemas de sueño u obstrucciones de las vías respiratorias”.

“Hay que tener cuidado al afirmar que la homeopatía puede curar enfermedades, ya que se han registrado casos de personas que aseguran estar tratándose un cáncer por medio de un tratamiento homeopático o que dejan de vacunarse contra la varicela por el mismo motivo”, ha advertido Mulet.

El director médico de la clínica de Omegazeta de Barcelona, Sergio Abanades, ha intentado disminuir la preocupación asegurando que “la apuesta es por una Medicina de tipo integral, donde se combine la homeopatía con la medicina tradicional para el mejor cuidado del paciente”. En este sentido, ha destacado la homeopatía ya forma parte del sistema de salud de algunos países, como Suiza. Aunque ha admitido que “aún quedan partes grises en la investigación científica relacionada con la homeopatía que hacen falta ir definiendo”.

“Mientras no se cumplan con las investigaciones de calidad necesaria y se adopte el mismo modelo implementado por las farmacéuticas, la homeopatía seguirá siendo una pseudociencia que sigue más vigente por la demanda social que por su valor médico”, ha sentenciado Baos.

ENLACE RELACIONADO:

Homeopatía, o la Medicina con engaños (03/03/2015)

 Se reabre la ‘caja de los truenos’ de la homeopatía (10/05/2015)