Redacción Médica
22 de julio de 2018 | Actualizado: Domingo a las 19:00

La hoja de ruta de Alonso para 2016

Habrá una partida de Sanidad destinada a los refugiados, aunque el ministro no ha precisado su cuantía

Miércoles, 16 de septiembre de 2015, a las 14:00
Eduardo Ortega Socorro / Redacción. Madrid
Alfonso Alonso, ministro de Sanidad, asegura que su departamento priorizará, en 2016, los sistemas de formación especializada y agilizará la acreditación profesional para sanitarios, a los que considera  “pilar del Sistema Nacional de Salud” (SNS).

Alfonso Alonso, en el Congreso.

Como ejemplo de estas prioridades pone la prescripción enfermera, de “próxima” puesta en marcha, igual que el registro estatal de profesionales sanitarios.  Sin embargo, afirma que los mayores retos de futuro son la medicina personalizada y la estrategia sociosanitaria, para la que reclama un gran “pacto político y social”.

Alonso aborda estas cuestiones durante su intervención en el Congreso de los Diputados con motivo del debate de los Presupuesto Generales del Estado de 2016, en los que puntualiza que habrá (al menos, si el Partido Popular vuelve a ganar las elecciones y el proyecto de presupuestos no sufre cambios) una partida específica para enfermedades raras y poco frecuentes, así como avanza que el año que viene tendrá que estar en funcionamiento el registro nacional de enfermedades raras.

Asimismo, informa de que habrá una partida presupuestaria destinada a cubrir las necesidades sanitarias de los refugiados que reciba España en el contexto de la crisis de migración que sufre Europa durante los últimos meses , aunque no concreta de cuánto será la dotación.

Por otro lado, indica que la estrategia nacional de hepatitis C “va a buen ritmo”, y apunta a que en breve va a requerir una actualización, debido a la aparición de “nuevos medicamentos”. Además, informa de que “más de la mitad” de los 52.000 pacientes previstos en el plan “ya han recibido tratamiento”.

Recuerda que la estrategia de hepatitis C y la financiación de innovaciones terapéuticas se ha podido hacer gracias a las políticas de precios de medicamentos y centrales de compras, que han permitido un ahorro de 5.000 millones de euros durante la legislatura. Respecto a la situación presupuestaria de la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios  (Aemps), indica que es “un modelo de buena gestión a nivel europeo” que supone un gasto de 47 millones pero que supone un retorno para el Tesoro del Estado de 70 millones.

Fondo de Cohesión

En el debate, las reclamaciones de la oposición se han centrado en recuperar el fondo de cohesión sanitaria, presente en sus enmiendas no aceptadas. “Esto es una bomba de relojería para el SNS”, asegura José Martínez Olmos, del PSOE, una interpretación a la que también se suma Conxita Tarruella, del Grupo Parlamentario de CiU, quien recuerda que el sistema sanitario con los actuales presupuesto sigue estando “infrafinanciado”.

Mientras, en materia de dependencia, Alonso asegura que las cuentas previstas para 2016 por el Gobierno, “consolidan la prioridad del derecho a estas ayudas”. Recuerda que a lo largo de lo que queda de año “la red de centros de dependencia del Imserso va a pasar de cinco a nueve” y afirma que tiene el objetivo de “abrir un debate para reforzar la ley en el próximo curso”.

Cada CCAA, responsable de su población

Por otro lado, antes de su intervención en los pasillos del Congreso, Alonso ha recordado que "cada comunidad autónoma debe encargarse de la población que tiene, y cuando es atendida en otra comunidad, también se debe hacer cargo de los gastos".

"El sistema es muy sencillo: el dinero sigue al paciente", ha afirmado, en respuesta a la polémica abierta en algunas comunidades por el proceso de compensación económica entre autonomías por atender a pacientes de otras regiones.

Ha recordado además que se acaba de actualizar la normativa del FOGA y el Fondo de Cohesión para que los movimientos entre CCAA se compensen, algo que ya ocurre con conceptos como la prestación farmacéutica o la Atención Primaria.

"El FOGA es un sistema de compensación entre CCAA, también se hace con dinero que recibimos de países de extranjeros que son atendidos en España, y con esos fondos está establecido ese sistema de compensación que tiene que garantizar los movimientos entre CCAA y derivaciones hacia centros de referencia de una comunidad a otra", ha añadido.

Por otro lado, Alonso ha pedido a la comunidades que manden sus propuesta sobre el borrador que pretende fijar los términos de la asistencia sanitaria para los inmigrantes en situación irregular, presentado a principios de septiembre a las CCAA.

"Aún no ha terminado el plazo. Animo a que manden propuestas para llegar a un acuerdo razonable para procurar mejor atención a todos de una manera armonizada, sin invasión de competencias nacionales, respetando también lo que dictan los reglamentos de la UE y en el ámbito de las políticas sociales de las CCAA", añade.

ENLACES RELACIONADOS


 El Estado dedicará un 3,6% más a políticas de sanidad (04/08/15)