14 nov 2018 | Actualizado: 21:20
Miércoles, 07 de octubre de 2015, a las 13:04
Redacción. Valencia
El reciente anuncio de que la Consejería de Sanidad prevé realizar un plan de racionalización de recursos humanos para que los profesionales puedan seguir en activo hasta los 72 años ha generado una división de opiniones entre los sindicatos sanitarios.

Cánovas, presidente del CESM-CV.

Tal y como presentan desde el Sindicato Médico de la Comunidad Valenciana (Cesmcv), en la Mesa General de Empleados Públicos celebrada este lunes solo Cemsatse y Csif se mostraron a favor de desbloquear las prórrogas de jubilación, optando por la prolongación voluntaria.

El colectivo denuncia que UGT, Intersindical y CCOO se opusieron a cualquier posibilidad a este respecto y, tras la intervención de la consejera de Justicia del Consell, plantearon que lo “revalorarían”.

“Desde Cemsatse no entendemos como CCOO y UGT firmaron con el gobierno de Zapatero el apoyo a la elevación obligatoria de la edad de jubilación hasta los 67 años y se muestran ahora en contra de la prolongación voluntaria para funcionarios y estatutarios”, critican.

El comité ejecutivo lanza así una pregunta: “¿Cómo se puede defender la exclusividad cuando te van a echar a los 65 años y empiezas a trabajar a los 30-33 años?” y recuerdan que se trata de una medida que afecta a cerca del 30 por ciento de profesionales que cumplirán 65 años en la próxima década.

En última instancia, el Cesmcv denuncia el argumento sindical según el cual la medida ayuda a “disminuir el paro”, tildándola de “mentira”. “El paro se disminuye con las OPES realizadas en tiempo y con el aumento de las plazas de médicos y enfermeras”, concluye.