16 dic 2018 | Actualizado: 18:30

Hacienda respaldará un techo de gasto de 727 millones para los nuevos medicamentos

Alonso presume de que el plan estratégico “es único en el mundo”

jue 26 febrero 2015. 18.20H
David García / Jesús Vicioso Hoyo / Imagen: Miguel Fernández de Vega. Madrid
El ministro de Sanidad, Alfonso Alonso, ha presentado este jueves el Plan Estratégico para el Abordaje de la Hepatitis C y ha desvelado que costará 727 millones de euros en un plazo de tres años (a 242 millones de euros anuales) con los que se atenderá a 51.964 pacientes que se encuentran en la fase F2 o superior de la enfermedad.

María Buti, Antonio Andreu, Rubén Moreno, Alfonso Alonso, Javier Crespo, Agustín Albillos y Joan Rodés.


Según Alonso, las comunidades han comunicado en total 95.524 pacientes infectados con el virus, de los que 51.964 se encuentran en el estadio F2 o superior, que son calificados de "prioritarios" por el ministerio.

De igual forma, el ministro ha desvelado la incógnita de la financiación: el Ministerio de Hacienda garantizará a las CCAA, que son las que tendrán que ejecutar el plan y sufragar su puesta de largo. De esta forma, el departamento de Alonso ha acordado con el de Cristóbal Montoro gestionar la ayuda que necesiten. A este respecto, el titular de Sandiad se ha comprometido a que este plan “no tendrá afección a sus presupuestos” porque, según ha reconocido, “las CCAA van a necesitar ayuda y el Gobierno va a estar detrás”.

Alonso desgrana algunas características de la puesta en marcha del plan.

Alfonso Alonso ha declarado que en la actualidad, los nuevos tratamientos costarían 3.000 millones de euros, lo que supone “una situación no abordable”. Por eso, ha explicado, los nuevos medicamentos que entran en Nomenclátor el 1 de abril (Harvoni, de Gilead, y Viekirax y Exviera, de Abbvie) tendrán precios más bajos en comparación con los que ya había financiados por el SNS.

Además de esta negociación, Alonso ha recordado que el gasto de los 727 millones de euros para abordar el plan es posible "gracias" a las medidas de ahorro previas de 4.200 millones de euros en gasto farmacéutico en los últimos años de la crisis y por los 150 millones que también se han ahorrado en lo que va de 2015 por la caducidad de patentes. A todo ello, Alonso ha sumado también lo que las CCAA han gastado en hepatitis C a lo largo de 2014: 149 millones de euros.

Fórmulas de riesgo compartido

Aunque se ha barajado durante todo el proceso de elaboración del plan, ha sido durante su presentación cuando el ministro Alonso ha confirmado que dentro de las negociaciones con los laboratorios se han incluido fórmulas de riesgo compartido. Eso significa que si el tratamiento, que dura 12 semanas, no finaliza con éxito (tiene una eficacia del 98 por ciento) y hay que repetirlo, esa repetición corre a cuenta del laboratorio y no del SNS.

Alonso ha asegurado también que los laboratorios han dado la garantía al Gobierno de que los nuevos medicamentos se venderán al menor precio posible de toda la Unión Europea, o lo que es lo mismo: si uno de estos nuevos fármacos sale en otro país con un precio menor que al español, automáticamente tendrán esos precios también aquí en España.

"Un plan único en el mundo"

Tanto el ministro, Alfonso Alonso, como los miembros del comité de expertos que han elaborado el plan, dirigidos por el hepatólogo Joan Rodés, han destacado el éxito que a su juicio supone este proyecto.

Javier Crespo, uno de los miembros del comité, ha declarado que siente "absoluta satisfacción por un régimen terapéutico que es capaz de curar a la mayoría de los enfermos".

Para el ministro Alonso ha supuesto "un reto sin precedentes" que ha comparado con los primeros años de VIH y aunque ha reconocido que el tema les "asustaba" a finales del año 2014, han quedado "orgullosos" porque es "un plan único en el mundo". "Somos pioneros", ha concluido.

Descartan el cribado

Javier Crespo, uno de los miembros del comité de expertos, ha confirmado que el plan no prevé el cribado de pancientes. "No creemos que sea bueno un cribado", ha asegurado.

A la izquierda, Javier Castrodeza, director general de Salud Pública, y Agustín Rivero, director general de Cartera Básica de Servicios del SNS y Farmacia. En la imagen, Teresa Angulo, portavoz del PP en la Comisión de Sanidad del Congreso de los Diputados; Mario Mingo, presidente de dicho ente, y Carlos Moreno, director general de Ordenación Profesional.


Por otra parte, los expertos se han apresurado a confirmar también que serán tres semanas el plazo de tiempo en que los enfermos reciban el tratamiento, a contar desde el momento de la prescripción del tratamiento por parte del médico.

El plan ha sido definido también como "documento vivo", por lo que sus responsables prevén la incorporación de los nuevos fármacos que vayan apareciendo.

ENLACES RELACIONADOS:

El plan nacional de hepatitis C, desvelado (25/02/15)

Plantón de la oposición a Sanidad por la hepatitis (26/02/15)

... y en Es Tu Sanidad

Acceso prioritario a lo nuevo en hepatitis C para los 52.000 más graves (26/02/15)