Redacción Médica
23 de septiembre de 2018 | Actualizado: Sábado a las 20:00

Facme asegura que las unidades de gestión clínica “no son privatizar ni externalizar”

La Federación, junto con CESM y el Foro de la Profesión lideran el proyecto trasladado a Mato

Martes, 10 de junio de 2014, a las 12:52
Javier Barbado / Imagen: Miguel Ángel Escobar. Madrid
El presidente de la Federación de Asociaciones Científico Médicas Españolas (Facme), Carlos Macaya, y representantes de la Organización Médica Colegial (OMC), como su propio presidente, Juan José Rodríguez Sendín, entre otras personalidades, han descartado el ahorro como el objetivo de las unidades de gestión clínica (UGC) y, en su lugar, han mencionado la eficiencia o gestión adecuada de los clínicos para redirigir el dinero y los medios sobrantes en cada proceso a la realización de otros, todo ello en beneficio último del sistema sanitario público y de los pacientes.

Fernando Carballo y Carlos Macaya, vicepresidente y presidente de Facme, respectivamente, y Antonio Zapatero, vicepresidente de la Sociedad Española de Medicima Interna (SEMI).


Macaya ha incidido en que las UGC en nada se aproximan a la idea de “privatizar o externalizar” los servicios (como se ha dicho por algunos agentes del sector en diversas comunidades autónomas más o menos adelantadas en su implantación) y sí, en cambio, a la creación de grupos asistenciales que trascienden la barrera hospitalaria, se comunican con la Atención Primaria, y son dirigidas por profesionales, en su opinión con prevalencia del colectivo médico al tratarse de los poseedores del conocimiento científico y de la experiencia clínica imprescindibles para la tarea.

Ponentes y miembros de Facme durante la inauguración de la jornada en el Colegio de Médicos de Madrid.


Estas declaraciones han tenido lugar durante una jornada organizada por la propia Facme en el Colegio de Médicos de Madrid de título Los Médicos y la Gestión Clínica, y que ha sido patrocinada por Uniteco.

En el mismo contexto, el vicepresidente de la Sociedad Española de Medicina Interna (SEMI), Antonio Zapatero, ha destacado la importancia de medir y evaluar los procesos asignados a las UGC así como a llevar a cabo su extensión en todas las autonomías “antes de que otros lo hagan desde fuera del sector guiándose por criterios economicistas” en lugar de científicos y asistenciales, siempre orientados a mejorar la atención global de los enfermos.

Francisco Miralles, secretario general de CESM; Javier Castrodeza, director general de Ordenación Profesional del Ministerio de Sanidad; Carlos Macaya, presidente de Facme; y Juan José Rodríguez Sendín, presidente de la OMC.


El perfil medio del enfermo de Medicina Interna –ha continuado– “responde a un paciente de edad avanzada, procedente de las urgencias y con diversas patologías concomitantes, según Zapatero, quien ha calificado las unidades de gestión clínica como “nuestro futuro”: “Los enfermos crónicos que atendemos hoy no ven la atención que reciben como suficiente”.

Pilar de Lucas, presidenta de la Separ; José Antonio Martínez Pérez, secretario general de Facme; y Antonio Zapatero, vicepresidente de la Sociedad Española de Medicina Interna (SEMI).


En la inauguración del foro, el director general de Ordenación Profesional, Javier Castrodeza, se ha referido a la gestión clínica como un modelo de acción eficiente en los procesos asistenciales y ha recordado los orígenes de la idea, que se remontan a la etapa del extinto Instituto Nacional de la Salud (Insalud). También ha aludido a las modificaciones normativas que, por fin, han hecho avanzar el proyecto de las UGC y que, según ha remarcado Macaya, han conducido al documento de consenso firmado por el Ministerio de Sanidad, Facme, CESM y el Foro de la Profesión como principales organizaciones implicadas.

En la primera imagen, José Manuel Solla, miembro de la Comisión Técnica de la Fundación Red de Colegios Médicos Solidarios de la OMC, junto con Benjamín Abarca, presidente de la Sociedad Española de Médicos Generales y de Familia (SEMG). A continuación, Julio Ancochea, coordinador del Área de Cooperación Institucional del Instituto de Innovación y Desarrollo de la Responsabilidad Social Sociosanitaria (Inidress), junto con Pere Casán, del Área de Pulmón del Hospital Central Universitario de Asturias (HUCA).


Alfonso Castro Beiras, jefe del Servicio de Cardiología del Chuac (A Coruña); Juan Luis Burón Llamazares, gerente del Complejo Asistencial Universitario de León; e Ignacio Ayerdi, de Philips.


“No debemos olvidar que los ciudadanos son el centro de nuestra profesión y la primera justificación de nuestro trabajo”, ha añadido, y ha señalado a los profesionales como los líderes del cambio en el proyecto de gestión clínica, una estrategia de hace años que aún no ha cuajado, tal como razonó.

En la primera instantánea, el nuevo presidente de la Confedereación Estatal de Estudiantes de Medicina (CESM), Juan Pablo Carrasco, y el vicepresidente, Álvaro Cerame. En la siguiente fotografía, Guillermo Sellers, presidente de I4M, y Pilar Garrido, presidenta de la Sociedad Española de Oncología Médica (SEOM).


Por su parte, el presidente de la Organización Médica Colegial (OMC), José Luis Rodríguez Sendín, ha subrayado que, en época de bonanzas como la de los años 90, no se producían tantos cambios como los que, con toda probabilidad, van a tener lugar en el contexto de la actual crisis.

Piedad Navarro, directora comercial y de Relaciones Institucionales de VitalAire, flanqueada por el presidente de Sedisa (a la izq.) y el neumólogo Pere Casan.


A la izq., Ana Pastor, especialista en Medicina de Primaria (Semfyc), junto con Francisco J. Rodríguez, de la Seram; en la otra imagen, Carlos Ibares Sanz, director de Negocio Corporativo y director de Cardiología en Cardiva, posa con la secretaria general de la Federación Española de. Empresas de Tecnología Sanitaria (Fenin).