Redacción Médica
20 de julio de 2018 | Actualizado: Jueves a las 19:00

Concentrar servicios hospitalarios o no mezclar lo público y privado, claves para mejorar la eficiencia

Según un informe de la Comisión Europea, si se invierte un 0,5 por ciento más en medidas de eficiencia cada año, los países habrán ahorrado un 22 por ciento del gasto sanitario previsto en los próximos 50 años

Domingo, 14 de junio de 2015, a las 15:53
David García. Madrid
La Comisión Europea ha publicado un informe titulado ‘Estimaciones de eficiencia de los sistemas sanitarios’ en el que pide a los países miembros de la UE que implementen medidas de eficiencia en sus sistemas sanitarios para reducir el gasto en esta materia.

Jean-Claude junker, presidente de la Comisión Europea.


Ejemplos de ineficacia, que recomiendan corregir a los países miembros, son la mezcla entre financiación pública y privada; falta de coincidencias de las competencias del personal; provisión inadecuada de los servicios de Atención Primaria; uso innecesarios de especialistas y de atención hospitalaria; falta de concentración de servicios hospitalarios; deficiencias en la gobernanza y falta de habilidades de gestión; falta de uso de nuevas tecnologías para recopilar datos y para mejorar los procesos de toma de decisiones; y acceso inadecuado a la prevención de enfermedades y de la promoción de la salud.

Eso sí, el informe no da más detalles sobre estos ejemplos ni precisa cómo solucionar estas prácticas.

Inversión en eficiencia

El estudia revela también que si se mejora y se invierte un 0,5 por ciento más en medidas de eficiencia cada año, los países habrán ahorrado un 22 por ciento del gasto sanitario previsto en los próximos 50 años. En términos de PIB, las proyecciones realizadas apuntan a que si no se invierte en eficiencia, el gasto sanitario se disparará hasta el 11,6 por ciento del PIB (cuando en 2015 era del 9 por ciento); mientras que si se invierte en medidas de eficiencia, el gasto sanitario se quedaría en el 9,3 por ciento del producto interior bruto.

Las conclusiones del texto hablan de “ineficacia generalizada en los sistemas sanitario” de Europa y califican el impulso de medidas de eficiencia como un “reto”, con una serie de condicionantes que a veces escapan de los propios administradores.

El texto analiza la eficiencia de los sistemas sanitarios de los países miembros a través de varias variables como el gasto sanitario, la esperanza de vida, la esperanza de vida sana y las tasas de mortalidad. De hecho, aseguran, que con medidas de eficiencia, el promedio en la UE de la esperanza de vida al nacer podría aumentar en un 2,3 por ciento, unos 1,8 años (1,2 años a los 65 años). La media de la esperanza de vida sana en la UE podría aumentar en un promedio de 6,1 años en el nacimiento y 2,9 a los 65 años lo que a su vez podría hacer caer también la tasa de mortalidad.

La eficiencia, según este documento, sería aumentar lo máximo posible las variables de esperanza de vida, minimizando a la vez otras como el gasto sanitario.

España está, según las conclusiones del informe, en el grupo de países con mayor eficiencia del sistema sanitario, concretamente en tercer lugar después de Francia y Países Bajos.

ENLACES RELACIONADOS:

Acceda al estudio completo de la Comisión Europea

El ‘comité de sabios’ de la UE vuelve a poner a la sanidad privada en la diana (27/05/2015)

La Comisión Europea pone en duda la mayor eficiencia del modelo PPP (18/03/2015)