18 nov 2018 | Actualizado: 18:10
Lunes, 19 de octubre de 2015, a las 09:46
Jesús Vicioso Hoyo/ Imagen: Miguel Fdez. de Vega. Madrid
Ya no más improvisaciones. Adiós a las incógnitas de cómo, cuándo y, sobre todo, dónde tratar pacientes con enfermedades biológicas tan letales como desconocidas. La planta 22 del Hospital Central de la Defensa de Madrid se ha convertido en el auténtico búnker insignia de la sanidad española. La Unidad de Aislamiento de Alto Nivel del Gómez Ulla ha comenzado a dar sus primeros pasos, a hacer el rodaje, de unas instalaciones únicas en Europa que se preparan para estar siempre disponibles para lo peor.

Acceda al reportaje completo

Lea la nueva edición de 'Revista Médica'