17 nov 2018 | Actualizado: 13:45

El Simpa acusa de “intransigencia y ceguera” al Gobierno tras la manifestación

Niega que el decreto que propone la Administración recoja las reivindicaciones del colectivo

Miércoles, 19 de diciembre de 2012, a las 15:54

Redacción. Oviedo
El Sindicato Médico Profesional de Asturias (Simpa) ha denunciado la "intransigencia" y  "la ceguera" del Gobierno autonómico, que "permanece impasible ante el clamor expresado en las calles de Oviedo por más de 2.000 facultativos".

Jornada de huelga convocada por el Simpa en Oviedo.

El sindicato ha destacado que la Administración autonómica, su Consejería de Sanidad, y su Servicio de Salud "deben recoger el malestar de los médicos, que se dejó sentir en la masiva manifestación, y convocar con carácter urgente la mesa de negociación para lograr poner fin a la huelga".

Asimismo, ha considerado que la Administración está "aún a tiempo para corregir sus errores y modificar el borrador de decreto que, de acuerdo con este sindicato, supone un ataque sin precedentes a los médicos de Asturias". El Sindicato Médico subraya además que, "si el Gobierno del Principado, escucha el grito unánime expresado ayer por las calles de Oviedo no puede dar por zanjado el conflicto".

No  obstante, el Simpa ha reclamado a la Administración que "abandone la prepotencia e intransigencia que han marcado su gestión del conflicto y acepte retomar las negociaciones si, como viene diciendo, su voluntad es llegar a un acuerdo con los facultativos". Ha negado que el decreto que  propone el Gobierno autonómico recoja las reivindicaciones del colectivo, como ha señalado el consejero, Faustino Blanco.

Además, ha recordado los datos que demuestran, a juicio del Simpa, el apoyo mayoritario de los médicos a sus reivindicaciones: más de 2.000 médicos expresan su rechazo al decreto en las calles de Oviedo; más de 1.000 médicos de hospitales, no afiliados al Simpa, firman un manifiesto contra la política sanitaria del Gobierno; más de 600 médicos de centros de salud suscriben a su vez un manifiesto en Atención Primaria; y más de 1.300 facultativos de la comunidad autónoma están afiliados al Simpa.

Con todos estos datos, "no se entiende la intransigencia de la Administración autonómica que prefiere abocar a la sanidad pública a un deterioro progresivo, que amenaza con ser irrecuperable, antes que sentarse de buena fe a cerrar un acuerdo con el Simpa", han concluido desde el sindicato.